5 curiosidades sobre el alfabeto braille

Compartir

El braille es el sistema de lectoescritura más popular entre las personas ciegas. Consiste en la disposición de 6 puntos en relieve en una celda rectangular de dos columnas de tres puntos cada una. Cada letra, número, signo de puntación, etcétera, tiene su propia equivalencia en braille.

Se trata de un alfabeto con casi 200 años de antigüedad que permite el acceso al aprendizaje y a la cultura de las personas con ceguera. Desde su invención, la única novedad es que se ha incorporado su uso a las nuevas tecnologías, por ejemplo, mediante teclados adaptados. Hoy, 4 de enero, Día Mundial del Braille, te damos a conocer 5 curiosidades sobre este sistema.

Nació como un código militar

Louis Braille se quedó ciego de un ojo tras herirse en el taller de su padre. Tenía solo tres años. Ese ojo se infectó, y la infección se extendió al ojo derecho, provocándole ceguera irreversible. Gracias a una beca, logró entrar en el Real Instituto para Jóvenes Ciegos de París, donde recibió la visita de un militar, Charles Barbier.

Barbier presentó un método de lectoescritura pensado para poder leer en la oscuridad, lo que llamó la atención del joven ciego. Durante los años siguientes, se dedicó a perfeccionar el sistema de Barbier, que era muy complejo, hasta obtener el actual alfabeto braille.

No es un idioma

A diferencia de la lengua de signos, el braille no es un idioma. Es como el código morse, por ejemplo: con él, podemos escribir en cualquier lengua. Lo que ofrece este alfabeto son equivalencias para cada letra, número, signo ortográfico y demás caracteres.

Hay máquinas específicas para escribir braille

Del mismo modo que existen las máquinas de escribir con tinta, también hay máquinas de escribir braille. De hecho, ambas máquinas son visualmente muy similares.

Además, también se puede escribir a mano. Para ello, son necesarios dos instrumentos: una regleta y un estilete o punzón. La regleta se usa para que el espacio entre los puntos sea el más preciso posible, permitiendo que el texto sea mucho más legible. Por otro lado, es importante que el papel sea lo suficientemente grueso y grande, ya que el braille ocupa bastante espacio.

Existen las olimpiadas del braille

El Braille Institute of America impulsa, cada año, unas olimpiadas conocidas como Braille Challenge. El objetivo de esta competición es animar a las personas ciegas a profundizar en sus conocimientos y habilidades en este sistema. Las pruebas son de velocidad, de comprensión lectora, de ortografía y de corrección de textos, entre otras.

De momento, el campeonato se hace en inglés, por lo que sus participantes provienen, fundamentalmente, de Estados Unidos y Canadá.

Se puede aprender de forma autodidacta

Sin duda, tras conocer estas cuatro curiosidades, seguramente tengas ganas de aprender braille. La buena noticia es que puedes hacerlo fácilmente ahora mismo. La ONCE dispone de un curso online gratuito para aprender de forma autodidacta. ¿A qué esperas para iniciarte en este lenguaje?

Recuerda

A pesar de sus casi dos siglos de historia, el braille sigue siendo el alfabeto más popular entre las personas ciegas.
Este alfabeto estaba pensado para uso militar en sus comienzos.
La ONCE permite aprender braille de forma autodidacta desde su web.