Portada » Cómo cuidar a un gato con cataratas

Cómo cuidar a un gato con cataratas

Compartir

Las cataratas no son una condición exclusiva de los humanos: también pueden afectar a los gatos. Por tanto, un gato con cataratas también tiene una opacidad en el cristalino del ojo que interfiere con su visión.

Las cataratas en los gatos pueden ser causadas por diferentes factores, como el envejecimiento, lesiones o enfermedades oculares. Por lo general, las cataratas no se pueden prevenir, aunque sí podemos favorecer una buena salud ocular en nuestra mascota. Esto es posible dándole una alimentación adecuada, protegiéndole de lesiones oculares y llevándolo al veterinario periódicamente.

4 síntomas comunes en gatos con cataratas

Es fundamental estar atentos a los posibles síntomas de las cataratas en nuestros gatos para poder actuar rápidamente. Los 4 signos más comunes que muestran los gatos con cataratas son:

  1. Cambios en el color del ojo: el ojo afectado puede tener un aspecto blanco o azulado.
  2. Opacidad del ojo: se puede notar un velo o una nube en el cristalino.
  3. Problemas de visión: el gato puede mostrar dificultad para enfocar o tener una visión borrosa.
  4. Aparición de pupilas de diferentes tamaños: las cataratas pueden afectar el funcionamiento normal de la pupila.

Si observas alguno de estos síntomas en tu gato, es importante acudir al veterinario lo antes posible para que haga el diagnóstico apropiado.

¿Existen tratamientos para las cataratas?

El tratamiento de las cataratas en gatos dependerá de la gravedad de la condición y de la salud general del animal. En algunos casos, el veterinario puede recomendar cirugía para extraer las cataratas y restaurar la visión. Sin embargo, no todos los gatos son candidatos para la cirugía de cataratas, ya que puede haber complicaciones asociadas a la edad, la salud general o la condición ocular.

Mi gato es ciego por cataratas: ¿qué hago?

Si tu gato ha perdido la visión debido a las cataratas, existen varias medidas que puedes tomar para asegurar su bienestar:

  • Dale estabilidad: evita cambiar muebles o elementos en la casa para que el gato pueda reconocer su entorno y moverse con confianza. Además, trata de mantener una rutina que minimice el estrés y la ansiedad de tu mascota.
  • Proporciona una alimentación adecuada: asegúrate de que tu gato reciba una dieta equilibrada y mantén sus cuencos de comida y agua en lugares accesibles y consistentes.
  • Crea un ambiente seguro: retira objetos peligrosos o afilados del entorno del gato y asegura las ventanas y balcones para prevenir accidentes.
  • Estimulación sensorial: utiliza juguetes que estimulen los otros sentidos del gato, como el oído y el olfato, para mantenerlo activo y entretenido.
  • Muéstrale cariño: pasa tiempo de calidad con tu gato, dale caricias y asegúrale que estás ahí para él.

Recuerda que los gatos son animales muy adaptables, y con paciencia y cuidados adecuados, pueden tener una muy buena calidad de vida incluso si han perdido la visión debido a las cataratas.

Recuerda

Los gatos también pueden tener cataratas, sobre todo, si son muy mayores o si han sufrido lesiones oculares.
Un gato con cataratas suele sufrir un cambio en el color de los ojos y sus pupilas pueden tener tamaños diferentes.
Aunque existen tratamientos para los gatos con cataratas, no siempre se pueden aplicar.