Deportes acuáticos: la actividad más beneficiosa del verano

0

Una opción para hacer ejercicio en verano y escaparnos del calor, son deportes acuáticos. Una disciplina refrescante con la que podemos relajarnos y mejorar nuestro estado de ánimo, mientras ganamos potencia muscular, capacidad cardiorrespiratoria y elasticidad sin desgastar nuestras articulaciones.

Beneficios de los deportes acuáticos

Cuando llega el verano y, con él, las altas temperaturas, los que somos amantes del deporte queremos seguir entrenando, aunque hacer running a pleno sol no sea lo más recomendable. Por eso, nuestra solución pueden ser  deportes como el surf, paddle surf o windsurf, que tiene muchos beneficios para nuestro cuerpo a la vez que evitamos golpes de calor. Algunos de estos beneficios son:

  • La escasez de gravedad en el agua reduce el impacto y ayuda a que nuestras articulaciones no sufran. Así podemos realizar ejercicios con mayor frecuencia y  duración. También son beneficiosos para personas con movilidad reducida.
  • Reduce el estrés gracias a la liberación de endorfinas, provocando una sensación de placer y bienestar.
  • La resistencia que ejercemos en el agua ayuda a quemar más calorías. Además, si añadimos accesorios como aletas o tablas, ejerceremos mayor resistencia.
  • Podemos mejorar nuestra la estabilidad y nuestra postura corporal.
  • Todo el mundo, sea cual sea su edad, pueden realizar este tipo de deportes. De hecho, son muy recomendables para gente mayor, embarazadas, o aquellos que necesiten rehabilitación tras lesiones musculares o articulares.
  • Ejercitamos todos los grupos musculares, combinando ejercicios aeróbicos (que fortalecen la capacidad cardiovascular) con anaeróbicos (que brindan fuerza y tonifican los músculos).
  • Al tratarse de actividades que se realizan en el medio acuático, nos ayudan a relajarnos y calmar la mente.  Además, permite que nos movamos con mayor libertad mejorando nuestras capacidades respiratorias y de la circulación.
  • Son muy beneficiosos a nivel cognitivo, ya que son deportes repetitivos, por lo que mejoramos nuestra memoria y evitamos la degeneración de las vías motoras.

Deportes que podemos practicar en el agua

Aunque la natación es el deporte por excelencia, existen muchos otros deportes acuáticos que resultan muy beneficiosos para la salud.

Un ejemplo es el surf, que tiene múltiples beneficios tanto mentales como físicos y aumenta nuestras capacidades cardiorrespiratorias. 

Con el paddle surf trabajamos los glúteos, los cuádriceps, muy necesarios a la hora de mantener el equilibrio, los brazos, y los deltoides y dorsales, músculos que utilizamos al realizar la remada.

En el kayak, trabajamos todos los grupos musculares: pecho, brazos, espalda, abdomen, lumbares, cintura, glúteos y piernas.

Por último, si practicamos windsurf, o surf a vela, podemos llegar a quemar hasta 1.000 calorías por hora sin terminar exhaustos, ya que la magia de este deporte es que apenas notas que estás haciendo ejercicio.

Recuerda:

  • Los deportes acuáticos permiten que nuestras articulaciones no se degasten ni sufran presiones a la vez trabajamos los músculos y relajamos nuestra mente.
  • Los deportes acuáticos, como el surf o la natación, mejoran nuestra postura corporal y ayudan a controlar la estabilidad.

 

Compartir

Deja una respuesta