Úlcera de estómago y duodeno: causas, síntomas y cómo prevenirla

0

Cuando hablamos de úlcera péptica nos referimos a una herida profunda o llaga en la mucosa del estómago o el intestino. Dentro de este tipo de enfermad podemos hablar de úlcera de estómago (o gástrica) si sucede en el estómago, o úlcera duodenal si esta se manifiesta en el intestino delgado.

¿Por qué aparece?

Por norma general, el interior de nuestro estómago posee un pH ácido, que oscila entre 4 y 5. Sin embargo, cuando comemos, el pH del estómago puede bajar elevando así su acidez. Para que esta situación no dañe la pared estomacal, el estómago está recubierto por una mucosa.  El problema viene cuando dicha protección disminuye o la cantidad de ácido se vuelve excesiva.

Cuando esto sucede, el ácido puede corroer la pared interior de nuestro aparato digestivo y crear una herida abierta conocida como úlcera. Por lo tanto, las úlceras aparecen cuando el ácido clorhídrico entra en contacto con las paredes del estómago o del duodeno.

¿Cuáles son las causas de una úlcera?

La causa más común de las úlceras es una infección causada por la bacteria Helicobacter pylori, que se transmite por agua y alimentos contaminados. No obstante, podemos estar infectados por la bacteria y no sufrir de úlcera. En este sentido existen otros factores determinantes tales como:

  • La ingesta excesiva de alcohol o cafeína.
  • Uso regular de medicamentos como la aspirina o el ibuprofeno.
  • Fumar.
  • El estrés.
  • El síndrome de Zollinger Ellison, una enfermedad que segrega altos niveles de la hormona gastrina y que es causado por algunos tumores.
  • Los antecedentes familiares.
  • El grupo sanguíneo O.
¿Cuáles son los síntomas?

Aunque es posible que las úlceras pequeñas no causen ningún síntoma, los más comunes son:

  • Dolor abdominal entre la región del esternón y el ombligo.
  • Sensación de llenura.
  • Pérdida de apetito con la consiguiente pérdida de peso.
  • Hambre y sensación de vacío en el estómago tras unas pocas horas sin comer 1 a 3.
  • Náuseas leves o vómitos.
  • Heces negras y pegajosas o con sangre.
  • Sensación de dolor corrosivo.
  • Reflujo gastroesofágico, que aparece con ardores o acidez.
  • Problemas de digestión que pueden provocar flatulencias o dolor intestinal.
  • Sensación de hinchazón y pesadez.
¿Cómo prevenir la úlcera o paliar sus síntomas?

Si sufrimos de una úlcera, debemos evitar alimentos y estimulantes que irriten nuestra mucosa, así como comidas picantes o muy calientes, el café o el alcohol. También es recomendable no fumar y evitar fármacos antiinflamatorios. Por otro lado, si creemos que podemos tener úlcera, debemos acudir a nuestro médico para que nos realice una exploración y endoscopia, si es necesario, para evitar complicaciones como sangrado o perforación del estómago o intestino.

Recuerda:

  • La úlcera es una herida abierta en nuestro estómago o intestino que provoca que el ácido que nos ayuda en las digestiones entre en contacto con las paredes del órgano, provocando dolor y acidez.
  • El estrés, el tabaco, el alcohol o algunos medicamentos, pueden ser los causantes. Otros factores, como las comidas picantes, pueden agravar sus síntomas.
  • Si tenemos síntomas, debemos acudir a un profesional médico para iniciar tratamiento y evitar consecuencias más graves.

 

Compartir

Deja una respuesta