Diferencias entre contracturas, lesiones, desgarros musculares…

0

El 8 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Fisioterapia en el que se conmemora la formación la Confederación Mundial de la Terapia Física para destacar el trabajo de los fisioterapeutas en la salud pública y a nivel global.

Es importante recordar que ante cualquier lesión o dolencia producida tras haber realizado una actividad física o en el transcurso de esta es necesario consultar con un experto para que nos recomiende lo mejor para cada caso. 

Lesiones musculares:

Una lesión muscular se produce cuando hay una alteración en la estructura normal del músculo y suelen suceder cuando se sobrepasa la capacidad de esfuerzo habitual. Hay muchos tipos de lesiones musculares que van desde el calambre hasta la rotura fibrilar, incluyendo las contracturas y los desgarros musculares. 

Contracturas musculares:

Una contractura es la contracción continua e involuntaria de un músculo y sus fibras que provoca dolor.

Para poder detectar una contractura se puede observar que la zona relacionada está abultada y el músculo no funciona de forma habitual. La sangre no llega correctamente a las células por lo que las terminaciones nerviosas envían a nuestro cerebro una señal de dolor.

Se suelen dar cuando un músculo está realizando un movimiento de forma inadecuada a gran intensidad y no puede llevar a cabo la función de contracción-relajación manteniéndose en un estado de contracción continuo.

Desgarros musculares:

Un desgarro muscular es la rotura o distensión de un músculo o tendón debido a el estiramiento o contracción excesiva o forzada de un tejido muscular. Suele darse durante la práctica de ejercicio física de intensidad media alta.

La zona de la lesión se inflama considerablemente y se siente un dolor bastante agudo lo que no permitirá continuar con la actividad física. La duración de un desgarro muscular suele ser de 21 días dado que tiene varias fases.

Diferencias ente una contractura muscular y un desgarro muscular:

  • Nos podemos recuperar de una contractura en algunos días mientras que de un desgarro necesitaremos un mayor tiempo de recuperación.
  • En el desgarro muscular será visible la lesión por lo que veremos un hematoma y en la contractura normalmente casi no se aprecian signos externos.
  • El dolor provocado por un desgarro es mucho mayor que el de una contractura.
  • Una contractura mal curada o sin un reposo adecuado puede derivar en un desgarro.

Recuerda:

  • Siempre debemos consultar con un experto ante cualquier tipo de lesión que suframos.
  • Las lesiones se dan cuando se altera la estructura del músculo antes un esfuerzo.
  • El tiempo de recuperación de un desgarro siempre será mayor al de una contractura.

 

 

Compartir

Los comentarios están cerrados