Día Mundial de la salud: prevención, iniciativas de salud de la OMS

0

El próximo 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud, un día ideal para hacer balance de nuestro estilo de vida y asegurarnos de que nos estamos cuidando.

Si bien la mayoría de nuestros hábitos están determinados por nuestra cultura, sociedad y todo lo que nos rodea, si ajustamos algunos de nuestros hábitos podemos beneficiarnos a largo plazo y evitar enfermedades, disfrutando de una vida sana y plena.

Consejos para mantenernos sanos:

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) “la salud es un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Algunas de las premisas de esta entidad para llevar una vida sana son:

  • Alimentación saludable: es clave para la prevención de enfermedades. Para alcanzar una dieta saludable debemos llenar nuestra despensa de:
    • Alimentos naturales, evitando los alimentos procesados y los que contengan demasiado azúcar y harinas refinas.
    • Vegetales y frutas.
    • Alimentos nutritivos para tener más energía.
    • Antiinflamatorios que nos ayudan a mantener los niveles de glucosa estables.
  • Actividad física: para la OMS, cualquier tipo de actividad cuenta si se hace por más de 30 minutos al menos tres veces por semana. Hacer deporte con regularidad nos ayuda a mantener el cuerpo activo y además:
    • Prevenimos enfermedades cardiovasculares, diabetes, osteoporosis e incluso depresión.
    • Mantendremos nuestro peso bajo control y evitaremos así el sobrepeso y la obesidad, que nos hacen propensos a enfermedades como el cáncer.
  • Dormir: el cansancio afecta a nuestras actividades diarias, especialmente a nuestra concentración. Esto nos hace sentir desmotivados y con falta de energía, lo cual afecta a nuestra salud mental. Por ello, es recomendable que durmamos entre 6 y 8 horas diarias.

Y…además….

  • Hidratación: nuestro cuerpo necesita alrededor de dos litros de agua diarios para mantenerse en forma por lo que es primordial que bebamos mucha agua. Además, nos ayuda eliminar toxinas de nuestro cuerpo y a recuperarnos de los nutrientes que perdemos a través del sudor y orina.
  • Reducir el consumo de alcohol y tabaco: ambos son causantes de muchas enfermedades, como el cáncer. El alcohol incluso está considerado como un depresivo generando problemas de ansiedad.
  • Cuidar la salud mental: intentar mantener pensamientos positivos y sonreír incluso antes las adversidades nos ayuda a mantener nuestro estado de ánimo elevado. También es recomendable exteriorizar nuestras emociones, escuchar otras perspectivas y aceptarnos tal y como somos, entendiendo que siempre hay espacio para mejorar.

Recuerde:

  • La salud está compuesta por nuestro estado físico y mental.
  • Debemos realizarnos chequeos médicos con regularidad, especialmente si no nos sentimos del todo bien.
  • Para comenzar hábitos más saludables, lo más recomendable es comenzar por la alimentación y el ejercicio físico.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados