¿Qué son los ataques de pánico y por qué se producen?

0

Todos hemos sentido ansiedad en algún momento de nuestra vida, especialmente durante una situación de amenaza, incertidumbre o miedo. Pero esto se convierte en un problema cuando se transforma en una patología y se manifiesta con frecuencia e intensidad en forma de ataques de pánico.

¿Qué son los ataques de pánico?

Se trata de una reacción de ansiedad o de miedo muy intenso con la sensación de no poder controlar lo que sucede, además de hacernos creer que estamos ante un peligro real.

Puede producirse en cualquier momento y lugar. En cuanto a la duración, también varía.

¿Por qué se producen los ataques de pánico?

Los ataques de ansiedad o pánico pueden aparecer sin ningún motivo aparente. Aunque existen varios tipos de estímulos que pueden desencadenar un ataque de pánico y que varían según las personas (pensamientos negativos, miedo a la muerte, fobias…).

Los síntomas del ataque de pánico

El ataque de pánico tiene su momento más álgido a los 10 minutos de haber comenzado. Sabemos que estamos ante una crisis de ansiedad o ataque de pánico si notamos algunos de estos síntomas:

  • Náuseas.
  • Sudor.
  • Falta de aire.
  • Palpitaciones.
  • Hormigueo en las extremidades.
  • Mareos (puede llegar a desmayo).
  • Sensación de pérdida del control.
  • Malestar estomacal.
  • Escalofríos.
  • Sensación de miedo.

Cómo superar un ataque de pánico

Cualquiera puede sufrir una crisis de ansiedad o pánico en cualquier momento se su vida. Aunque si se repiten es recomendable consultar con nuestro médico para buscar las causas y darle una solución personalizada, ya que cada persona es diferente.

Pero ¿qué podemos hacer algo para superar un ataque de pánico? Aunque el momento es difícil de controlar lo más recomendable es:

  • Respirar lentamente.
  • Realizar técnicas de relajación.
  • Cambiar de tema de conversación.
  • Realizar alguna actividad.

Para evitar sufrir un ataque de pánico y que estos se hagan comunes en nuestras vidas, debemos ser conscientes de nuestros niveles de estrés y ansiedad y aprender a controlarlos. Tener ciertas actividades identificadas que reduzcan nuestros niveles de estrés será clave para que cuando sintamos que está aumentando podamos ponerlas en práctica para reducir la probabilidad de sufrir un ataque.

Recuerde

  • Los ataques de pánico hacen aumentar nuestros niveles de ansiedad y pueden ser peligrosos para nuestra salud.
  • Al momento de experimentar un ataque de pánico debemos controlar nuestra respiración y despejar la mente para aliviarlo.
  • Si estos ataques se vuelven muy frecuentes o intensos es recomendable que acudamos a nuestro médico.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados