Manchas en los ojos: ¿son peligrosas?

0

Las manchas en los ojos pueden ser de diversos tipos y colores. La mayoría están asociadas a lesiones inofensivas que desaparecen por sí solas. Sin embargo, otras pueden estar relacionadas con enfermedades más graves, por lo que conviene consultar con un oftalmólogo en caso de detectarlas.

Tipos de manchas en los ojos y sus causas

La mayoría de personas asocian las manchas en los ojos con unas pequeñas manchas negras o sombras que aparecen comúnmente en el campo visual. Estas son conocidas como “moscas volantes”, aunque su nombre técnico es miodesopsias.

Habitualmente, las manchas negras son una consecuencia natural del envejecimiento del ojo y aparecen por una opacidad en el humor vítreo. No obstante, también pueden relacionarse con la diabetes o la miopía. A esta segunda es importante no confundirla con otras patologías. En nuestro blog te contamos las diferencias entre miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia.

Además de estas, existen otros tipos bastante comunes de manchas en los ojos:

  • Las manchas amarillas (denominadas pterigion) son un crecimiento anormal de la superficie del ojo que se extiende hasta la córnea. Su causa fundamental suele ser la radiación ultravioleta y pueden llegar a comprometer la visión central.
  • Las manchas blancas (pinguécula) son tumores benignos que aparecen en la esclerótica –la parte blanca de los ojos–. Se trata de granitos que no suelen afectar a la visión.
  • Las manchas rojas, por otro lado, no suelen ser preocupantes y a menudo desaparecen a los 10 días. Denominadas hiposfagama, se producen por una ruptura de los vasos sanguíneos. La causa suele ser un traumatismo, un esfuerzo físico o un aumento de la presión arterial o venosa.
  • Por último, las manchas marrones situadas cerca del limbo corneal –nevus oculares- no son más que lunares en los ojos. Sin embargo, conviene revisarlos ya que pueden llegar a transformarse en melanomas.

¿Qué tratamientos emplear para las manchas oculares?

Dependiendo de la causa que el médico oftalmólogo haya atribuido a las manchas situadas en tus ojos, el tratamiento será muy diferente. Normalmente, si son molestas, pueden curarse con gotas, lágrimas, antiinflamatorios o corticoides.

No obstante, si revelan un problema más grave de salud o de visión puede que necesiten una extirpación o un tratamiento que se dirija al origen del problema. 

En cualquier caso, siempre puedes seguir algunas claves para cuidar tu salud ocular, como usar gafas de sol de calidad, evitar el tabaco o acudir a revisión oftalmológica periódicamente.

Recuerda:

  • Dependiendo de su causa, las manchas en los ojos pueden ser desde lesiones inofensivas hasta problemas que comprometan la visión.
  • Conviene acudir a un oftalmólogo a revisarlas. Solo un diagnóstico de un profesional podrá determinar si son un problema del que preocuparse.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados