Exceso de vitamina B12: estas son sus consecuencias

0

La vitamina B12 es un nutriente especialmente importante para mantener en buen estado el sistema nervioso central y la vista. Además, participa en el proceso de las proteínas, la formación de glóbulos rojos y del material genético de las células. Del mismo modo que debemos mantener unos niveles mínimos de este nutriente, debemos evitar un exceso de vitamina B12, ya que puede tener consecuencias sobre nuestra salud.

La cantidad de vitamina B12 necesaria varía en función de la edad. Para los adolescentes y adultos, la cantidad diaria recomendada es de 2,4 microgramos. En el caso de las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, debe aumentar hasta los 2,8 microgramos. Las dietas que incluyen alimentos de origen animal suelen aportar la cantidad necesaria de vitamina B12. Sin embargo, las personas que siguen una dieta vegana deben prestar atención a este nutriente o complementarla con un suplemento.

¿Es posible tener exceso de vitamina B12?

La vitamina B12 es una vitamina hidrosoluble. Esto significa que, en condiciones normales, nuestro cuerpo es capaz de eliminar el excedente a través de la orina.

Sin embargo, algunas personas con problemas de riñón pueden tener problemas para eliminarla, ya que la vitamina B12 se acumula en el organismo y puede resultar perjudicial.

Consecuencias de un exceso de esta vitamina para la salud

El exceso de vitamina B12 puede producir trastornos en nuestro organismo, que en algunos casos pueden revestir gravedad.

  • Formación de coágulos sanguíneos: un nivel demasiado alto de este nutriente puede hacer que se formen coágulos sanguíneos o trombos, lo que puede llevar a un accidente cardiovascular. Por este motivo, las personas que han sufrido estos accidentes anteriormente deben vigilar sus niveles de vitamina B12.
  • Problemas de visión: el exceso de vitamina B12 puede producir visión borrosa o nublada. Además, los coágulos de sangre pueden afectar a nuestros ojos si llegan a esta zona a través del sistema circulatorio.
  • Trastornos gástricos: otro síntoma de que tenemos demasiada vitamina B12 en nuestro organismo pueden ser los vómitos o la diarrea.
  • Posibles daños en hígado y riñones: estos órganos pueden verse afectados cuando los niveles de vitamina B12 son demasiado elevados. Además, los riñones pueden tener dificultad a la hora de eliminar el exceso de vitamina.
  • Insuficiencia cardíaca: una cantidad excesiva de este nutriente puede impedir el correcto funcionamiento del corazón. Por eso, aquellas personas que han tenido episodios anteriores de insuficiencia cardíaca no deben superar los niveles recomendados ni tomar suplementos de esta vitamina.

Algunos de estos síntomas pueden desencadenar problemas graves de salud. Por este motivo, cualquiera de ellos debe consultarse con un médico para que este pueda determinar el origen del problema e indicar cómo corregirlo.

Recuerda:

  • De la misma manera que un déficit de esta vitamina puede perjudicial para nuestra salud, un exceso también puede tener consecuencias.
  • Las personas adultas deben ingerir una cantidad de 2,4 microgramos de vitamina B12 al día, pudiendo ser un poco más en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.
  • Aquellas personas que han tenido accidentes cardiovasculares o problemas de hígado o riñón deben vigilar especialmente su ingesta de vitamina B12.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados