Día Mundial del ahorro de energía: consejos para ahorrar en casa

0

La evolución del planeta y las consecuencias de la contaminación ambiental nos han llevado a preocuparnos cada vez más por el ahorro de energía en nuestros hogares.  Y es que aunque parezca mentira, una mala ventilación, la descompensación de temperaturas, las cargas electromagnéticas, los gases o los vapores de origen químico pueden crearnos dolores de cabeza, irritaciones de garganta, nariz y ojos, fatiga y alergias. Esto ocurre, por ejemplo, cuando nuestra vivienda tiene falta de ventilación, humedades, o la falta de iluminación.

Consejos para ahorrar en casa

La reducción del consumo de energía en el hogar no sólo conlleva beneficios para el planeta, sino también para nuestra economía. Una serie de consejos que nos ayudarán a ahorrar tanto en verano como en invierno son:

  • Cerrar las ventanas y bajar las persianas durante las horas de más calor: nos ayudará a conservar la casa más fresca, por lo que podremos prescindir del aire acondicionado. Además, es preferible usar un ventilador, ya que consume menos.
  • Si tenemos aire acondicionado lo mejor es colocarlo en una parte sombreada, cerrar las ventanas cuando se use, mantener limpios los filtros y regular la temperatura entre 22 y 24 grados centígrados.
  • Es conveniente limpiar los filtros de los electrodomésticos frecuentemente para garantizar que su gasto sea menor.
  • Lavar la ropa con agua fría o a temperaturas muy bajas: nos ayudará a preservar el medio ambiente ya que la mayor parte de la electricidad que utilizan las lavadoras es para calentar el agua. También deberíamos llenarla y utilizar programas económicos sin prelavados.
  • Si bien utilizar el lavavajillas ahorra mucha más agua que lavar los platos a mano, debemos utilizarlo únicamente cuando esté lleno, además de elegir programas económicos. Si preferimos lavarlos a mano nosotros mismos, es necesario cerrar el grifo mientras que frotamos la vajilla.
  • Debemos colocar el frigorífico lejos de fuentes de calor y procurar que tenga suficiente ventilación. No es conveniente meter alimentos calientes ni mantener la puerta abierta. También debemos descongelar el aparato cuando la capa de hielo supere los cinco milímetros.
  • Cambiar las bombillas tradicionales por las de bajo consumo nos permitirá ahorrar un 80% de energía, además de que nos durarán mucho más tiempo.
  • Es recomendable mantener las luces apagadas si no son necesarias, utilizar iluminación directa siempre y cuando nos sea posible, y asegurarnos de limpiar bien las bombillas y los tubos fluorescentes.
  • Muchos de nuestros electrodomésticos como la televisión, los cargadores o los teléfonos inalámbricos, siguen consumiendo energía cuando están apagados. Por ello es recomendable enchufarlos a una regleta con botón de corriente eléctrica y apagarlo cuando no los vayamos a usar.

Recuerde:

  • Una mala ventilación, las humedades o la falta de iluminación pueden crearnos problemas físicos, de modo que debemos preocuparnos de mantener nuestra casa saludable.
  • Lavar la ropa con agua tibia nos ayudará a ahorrar corriente eléctrica
  • Si utilizamos bombillas de bajo consumo conseguiremos reducir el consumo de energía un 80%.
  • Debemos enchufar todos los aparatos eléctricos a una regleta y apagarla cuando no los utilicemos para que estos no consuman más energía de la necesaria.

 

Compartir

Deja una respuesta