Las dietas más extrañas y peligrosas. Por qué no debemos hacer caso de las dietas milagro

0

La alimentación es una parte fundamental para nuestra salud. Tener una dieta sana y equilibrada es la mejor opción para mantener nuestro peso. En ocasiones por haber ganado unos kilos de más (por ejemplo tras las navidades o antes del verano) o por otro problema de salud recurrimos a las dietas.

Los peligros de las dietas milagro

Hoy en día tenemos a nuestro alcance las llamadas “dietas milagro” que prometen una bajada de peso rápida y sin esfuerzo. Estas dietas ponen en riesgo nuestra salud física y mental. Además, al volver a nuestros hábitos alimenticios recuperaremos todos los kilos perdidos, o incluso más.

Lo recomendable es acudir a un especialista y cambiar nuestros hábitos alimenticios a otros más saludables.

¿Cómo podemos identificar una dieta milagro?

Las dietas milagro no tienen como base el cambio saludable de nuestros hábitos alimenticios y además suelen ir acompañadas de mitos nutricionales que pueden confundirnos. Este tipo de dietas se identifican por lo siguiente:

  • Prometen resultados rápidos y radicales.
  • Prohíben ciertos grupos alimenticios como los hidratos de carbono.
  • Califican algunos alimentos como “malos”.
  • Recomiendan productos dietéticos como pastillas o bebidas.

Algunas de las “dietas milagro” más comunes, son:

  • Dukan: basada en una alimentación rica en proteínas. Esta dieta es peligrosa para personas con problemas de riñones e hígado.
  • Atkins: reduce la ingesta de carbohidratos y se basa en el consumo indefinido de proteínas y grasas relativamente saludables. El exceso de grasas animales es perjudicial para nuestros riñones y además aumenta los niveles de colesterol.
  • Detox: se basan es alimentarse por unos tres días a base de líquidos, zumos y sopas de verduras y/o frutas, agua, tes o infusiones, etc. En realidad, no ayudan a la pérdida de peso.
  • Dietas relámpago: enfocadas en un alimento específico que debe ser la base de todas, o casi todas, las comidas. Como, por ejemplo, la dieta del limón, del vinagre de manzana, la sopa de col y la de alcachofa.

Dietas extrañas que debemos evitar

Pero no solo las “dietas milagro” son nocivas para nuestro organismo. Durante los últimos años han aparecido otro tipo de dietas extrañas y no recomendables:

  • Dieta de la papilla de bebés: sustituir la comida por potitos.
  • Gallegas: sus adeptos sustituyen la comida por unas galletas especiales que, en teoría, ayudan a adelgazar.
  • Aire: poner la comida en el plato, cortarla, masticarla y no llegar a tragarla.
  • Limonada: implica no comer ningún alimento sólido y beber zumo de limones con sirope de arce, agua y pimienta de cayena.

Obviamente, si queremos perder peso lo mejor es que nos asesoremos con un experto para aprender cómo alimentarnos y enfocarnos en una pérdida de peso saludable.

Recuerda:

  • Las “dietas milagro” aunque parezcan beneficiosas, son perjudiciales para la salud física y mental.
  • Aunque perdamos peso rápidamente lo recuperaremos rápido al no haber cambiado nuestros hábitos de alimentación.
  • Para asegurar una pérdida de peso saludable debemos acudir a un experto.

 

Compartir

Deja una respuesta