Alimento del mes: la sandía

0

Con la llegada del verano es inevitable que pensemos en el sol, la playa, el calor y las frutas de verano. Entre ellas, una de nuestras favoritas es la sandía. Esta fruta refrescante y ligera, pertenece a la familia de las cucurbitáceas, al igual que el melón. Se caracteriza por tener una gran cantidad de propiedades y nutrientes muy beneficiosos para nuestro organismo.

¿Qué nos aporta?

Existe la creencia de que la sandía está únicamente compuesta por agua y azúcar, pero nada más lejos de la realidad, esta fruta es rica en potasio, minerales y en vitaminas A, B y C, que suponen un aporte extra de energía para nuestro cuerpo y refuerzan el sistema inmunológico.

Esta fruta también es rica en antioxidantes, lo que la convierte en un gran aliado para prevenir, e incluso evitar, determinadas enfermedades o retrasar el envejecimiento celular.

Además, se caracteriza por tener un bajo aporte calórico, aproximadamente 30 calorías por cada 100 gramos de alimento. Esto está provocado por su alto contenido en agua, lo que hace que sea un alimento saciante y refrescante, por eso nos ayuda en dietas para adelgazar.

Por último, el licopeno presente en estos alimentos es el nutriente encargado de otorgarle el color rojo tan característico, también presente en los tomates. Se cree que esta sustancia nos ayuda a prevenir enfermedades cardiacas y arteriales.

¿Cuáles son sus principales beneficios?

La sandía es un alimento completo que nos ayuda a cuidar de la salud de nuestro cuerpo. De hecho, diversos estudios han demostrado que nos previene de determinadas enfermedades como el cáncer. Esto se debe a su propiedad antioxidante capaz de combatir a los radicales libres, detonantes del desarrollo tumoral en algunos casos.

  • El 91% de esta fruta es agua, por lo que su consumo nos ayudará a mantenernos hidratados y frente a los golpes de calor del verano. Es una de las frutas más hidratantes.
  • Su alto contenido en líquidos y en fibra nos ayuda a eliminar toxinas y favorece la salud intestinal. Además es muy recomendable para dietas de adelgazamiento por ser una fruta de bajo aporte calórico.
  • Alivia el dolor muscular. Después de realizar ejercicio físico, la sandía acelera nuestra recuperación.
  • Mejora la salud cardiovascular. Se ha demostrado que esta fruta nos ayuda a reducir la presión arterial. Consumir frutas y verduras nos previene frente al desarrollo de patologías del corazón.
  • Propiedad que se debe a su aporte en flavonoides y licopeno.
  • Combate la aparición de enfermedades oculares. Su contenido en vitamina A evita no solo que suframos alguna patología oftalmológica, y además refuerza la salud de nuestra vista.

Por último, es importante que recordemos llevar una dieta rica y equilibrada, combinada con ejercicio físico para alcanzar nuestro estado óptimo de salud y vitalidad.

Recuerda:

  • La sandía está compuesta por un 91% de agua y tiene un porcentaje bajo de calorías.
  • Se ha demostrado que esta fruta nos protege frente al cáncer, gracias a su propiedad antioxidante.

 

Compartir

Deja una respuesta