Las mejores ideas para crear un ambiente relajante en casa

0

La tendencia al estrés de la vida cotidiana hace que a veces no tengamos ni un minuto para detenernos a pensar o a relajarnos. Pasamos muchas horas corriendo de un lugar a otro, pendientes del reloj, de rendir lo suficiente en el trabajo o de llegar a tiempo a nuestras citas. En este contexto, crear un ambiente relajante en casa es vital para mantener nuestra salud y tranquilidad.

Cuidar el entorno de nuestro hogar puede ser nuestro punto de anclaje con la realidad. Para ello, es vital salvaguardar el orden y la frescura de las estancias.  No es un mero capricho: reducir el estrés puede llegar a mejorar tu calidad de vida. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que cuidando del lugar más propio e íntimo que tenemos?

Las 7 claves para tener un hogar tranquilo

Todos tenemos experiencias, recuerdos o situaciones que nos evocan tranquilidad. Algunas forman parte del imaginario colectivo: los colores azules, la brisa del mar, el olor a rosas, la música clásica, etc. ¿Por qué no utilizar estas sensaciones para generar un ambiente relajado que nos haga querer pasar más horas en casa, lejos del ruido y la contaminación acústica?

Te ofrecemos las mejores ideas para crear un ambiente relajante:

  1. Presta atención a la gama cromática:  a la hora de elegir los colores de las paredes, es recomendable el blanco por su neutralidad y pureza. Pega con todo y hace referencia a un ambiente minimalista que se aleja del estrés. Si prefieres dar un toque de color, decántate por tonos pastel, preferiblemente de la gama del azul. En los muebles y objetos puedes poner más toques de color, pero es mejor que la cantidad de colores no sea excesiva y que todos respeten la misma gama cromática. Generar “ruido cromático” puede alejarte de la tranquilidad.
  2. Cuelga cuadros en las paredes: un paisaje tranquilo, una frase inspiradora con fondo blanco, un fotograma de una película que te guste especialmente… Recuerda, eso sí, respetar el minimalismo y no sobrecargar las paredes en exceso.
  3. Incluye plantas y aromas agradables: las flores y las plantas, sobre todo si estas tienen aromas agradables, son ideales para crear un ambiente relajante, porque suelen transportarnos a lugares silenciosos en plena naturaleza. Si empleas alguna fragancia, escógela bien: debe respetar el ambiente de tranquilidad y frescura creado a través del resto de objetos.
  4. Piensa en qué objetos inundarán la casa: las mantas o cojines de aspecto mullido aportan calidez al hogar. Por su textura, ayudan a la relajación al transportarnos a ambientes agradables. Lo mismo sucede con las sábanas: es fundamental buscarlas de una textura que realmente nos ayude a descansar y a sentirnos bien al entrar en la cama.
  5. Aprovecha todo lo que puedas la luz natural: evita poner objetos grandes frente a las ventanas o cubrir estas con cortinas demasiado gruesas. Utiliza la luz natural: si utilizas cortinas o estores, te aconsejamos que estos sean blancos o de tonos pasteles claros. Además, en las estancias más dedicadas a la tranquilidad como el salón te aconsejamos que utilices una luz cálida y huyas de la fría. Aportará más relajación y cercanía.
  6. Pon música suave: los efectos beneficiosos de la música para la salud están fuera de toda duda. Puede mejorar nuestro estado de ánimo, ayudar al aprendizaje o la creatividad, reducir la ansiedad o influir en nuestro ritmo respiratorio. Utilízala cuando necesites destensar el ambiente.
  7. Por último, evita el desorden: eliminar el caos del hogar es la cuestión más importante para generar tranquilidad. Si no lo puedes evitar, te aconsejamos delimitarlo a un solo espacio: por ejemplo, podéis dejar un escritorio para los papeles diarios o los proyectos a medio guardar. También puede ser muy útil tener un carrito con ruedas para recoger rápidamente todo lo que haya en medio.

¿Cómo crear un ambiente relajante en casa más personal?

Todas estas claves forman parte de un imaginario colectivo. Son ideas para mejorar la tranquilidad de tu hogar en base a lo que a la mayoría de la gente le funcionaría. Pero, ¿te has planteado qué es lo que te funciona a ti?

Si crees que esta lista se queda corta o ya has intentado aplicar todas estas ideas y, en tu caso, no funcionan, te aconsejamos que te sientes y reflexiones sobre qué situaciones te evocan bienestar, felicidad, tranquilidad y relajación. ¡Haz una lista y piensa cómo integrarlas dentro de tu hogar!

Recuerda que:

  • Salvaguardar el orden y la frescura en el hogar nos ayuda a desestresarnos nada más entrar. Es fundamental tener una casa con ambientes en los que nos sintamos cómodos y relajados.
  • Utiliza los colores, la iluminación, los cuadros, la música o las fragancias para crear un ambiente relajante en casa. Además, evita el desorden: tener cientos de objetos por medio te alejará de la tranquilidad.
  • Si prefieres que la decoración de tu casa sea más personal, haz una lista de situaciones que te evoquen tranquilidad. Piensa en objetos, colores o ambientes e intégralos en tu hogar.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados