Hacer deporte con mascarilla: ¿tiene consecuencias negativas para la salud o el rendimiento físico?

0

Los expertos recomiendan hacer deporte con mascarilla quirúrgica. La evidencia científica actual demuestra que portarlas durante la actividad física no tiene riesgos para la salud ni reduce el rendimiento deportivo.

Es especialmente importante llevarla porque, al practicar ejercicio, exhalamos e inhalamos con cada respiración una mayor cantidad de aire de la habitual. Además, solemos tener contacto físico con otros deportistas, sobre todo en deportes de equipo.

¿Por qué es necesario hacer deporte con mascarilla?

Seguir las recomendaciones sanitarias para evitar la propagación del coronavirus (COVID-19) es especialmente importante cuando se practica deporte.

Tal como explican la Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED / FEMEDE) y el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) en un comunicado, la práctica de ejercicio físico lleva aparejadas una serie de circunstancias que pueden favorecer la propagación del virus. Se trata, principalmente, del habitual contacto entre los deportistas y del elevado incremento de la ventilación pulmonar por el esfuerzo.

Es por este motivo que se recomienda a los deportistas seguir las ya conocidas medidas destinadas a evitar la propagación del coronavirus, especialmente en espacios cerrados. Mantener las distancias de seguridad, higiene y desinfección de superficies, lavado frecuente de manos y uso de mascarillas.

Es fundamental comprender que los recintos cerrados como gimnasios pueden recibir cientos de litros de aire al minuto de varios deportistas. Se debe a la elevada cantidad de aire que se inhala y exhala en cada respiración como consecuencia de la actividad física. Si en reposo nuestros pulmones ventilan de 6 a 7 litros, cuando realizamos un esfuerzo intenso, esta cantidad puede ser de 200 a 250 litros por minuto.

La pregunta que surge entonces es, ¿qué pasa si uno de los deportistas es portador del virus SARS-CoV-2? Con toda probabilidad, contagiará a las personas que se encuentren en dicho espacio. De ahí la importancia del uso de mascarillas quirúrgicas que impidan la diseminación del virus y el contagio a terceras personas.

¿Tiene alguna contraindicación?

En los últimos meses, se ha generado inquietud entre los deportistas ante la posibilidad de que el uso de mascarilla al hacer ejercicio sea perjudicial para la salud. Preocupa, además, que estas puedan reducir el rendimiento deportivo. Ambas afirmaciones, no obstante, han sido desmentidas por la evidencia científica.

Por un lado, el personal sanitario utiliza mascarillas desde hace mucho tiempo durante su jornada laboral, que en la mayoría de los casos es de muchas horas. A este respecto, no se han detectado hasta la fecha efectos secundarios perjudiciales para la salud de los profesionales. Por tanto, la evidencia parece indicar que estas no ponen en riesgo la salud de ningún modo.

Por otro, un estudio publicado en la revista Clinical Research in Cardiology ya ha desmentido que las mascarillas puedan afectar al rendimiento deportivo. Al menos, las mascarillas quirúrgicas.

En el estudio, los deportistas realizaron tres pruebas de esfuerzo máximas sin mascarilla, portando mascarilla quirúrgica o mascarilla FFP2. Los resultados concluyeron que:

  • Las mascarillas FFP2 sí disminuían los parámetros cardiorrespiratorios, metabólicos, de rendimiento y confort estudiados.
  • Pero las mascarillas quirúrgicas solo afectaban al confort: calor, picor, presión, desazón…

¿Qué tipo de mascarilla utilizar?

Los expertos concluyen que son necesarios más estudios que amplíen la evidencia actual respecto a la realización de deporte con mascarilla. No obstante, observando los avances científicos actuales, cabe recomendar a los deportistas usar mascarillas quirúrgicas para evitar la propagación del coronavirus.

Recuerda:

  • La evidencia científica actual concluye que llevar mascarilla quirúrgica durante la práctica deportiva no disminuye los parámetros cardiorrespiratorios, metabólicos ni de rendimiento.
  • Sobre todo en espacios cerrados, conviene llevar mascarilla para proteger a los demás. Cuando realizamos ejercicio intenso, la cantidad de aire que inhalamos y exhalamos es muy elevada.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados