Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC): qué es, cómo se manifiesta

0

Los trastornos son cada vez más frecuentes en nuestra sociedad como la hipocondría, el Trastorno por Déficit de Atención o el Trastorno Obsesivo Compulsivo, más conocido como TOC. Este es una de las 5 enfermedades psiquiátricas más frecuentes y está considerada por la OMS como una de las 20 enfermedades más discapacitantes.

¿En qué consiste el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)?

El TOC es un problema neurológico que consiste en un trastorno de ansiedad caracterizado por pensamientos obsesivos, es decir, ideas fijas recurrentes y persistentes que generan inquietud, temor, ansiedad o aprensión. Existen multitud de trastornos obsesivos compulsivos que ocasionan conductas compulsivas con el fin de calmar la ansiedad y que se terminan transformando en rituales a la hora de combatir esa ansiedad.

Este trastorno suele manifestarse durante la infancia o adolescencia y la evolución suele ser progresiva. Sin embargo, el estrés también puede ser un factor que condiciona la aparición de este trastorno.

Los trastornos obsesivos suelen ser de 4 tipos:

  • Los impulsos provocados por el miedo a provocar un daño a alguien.
  • Los temores o fobias como la obsesión por el físico o el contagiarse al tocar algo.
  • Las ideas como la obsesión por el orden.
  • Dudas como la obsesión por comprobar todo muchas veces.

Síntomas del TOC

Los síntomas del Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) se pueden resumir en las siguientes:

  1. Obsesiones: pensamientos o impulsos que se repiten y causan ansiedad.
  2. Compulsiones: son comportamientos que la persona que padece TOC siente que debe hacer una y otra vez para tratar de reducir la ansiedad.
  3. Ambos síntomas pueden presentarse a la vez.

¿Tiene tratamiento?

El tratamiento de este trastorno depende del tipo que se padezca, pero la mayoría se tratan con terapia cognitiva conductual que enseña a reaccionar ante las obsesiones y los medicamentos como antidepresivos.

Recuerda:

  • El Trastorno Obsesivo Compulsivo es una enfermedad psiquiátrica discapacitante.
  • Se caracteriza por pensamientos obsesivos que modifican nuestra conducta.
  • Para tratarlo, se recurre a terapia y se combina con medicación.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados