TCC o trastorno de compras compulsivas: qué es y cómo debemos tratarlo

0

En la actualidad, tenemos a nuestra disposición todo tipo de productos y servicios para satisfacer nuestras necesidades, desde las más básicas hasta las menos esenciales. En la sociedad de consumo, caracterizada por la adquisición de bienes producidos de manera masiva, pueden surgir problemas vinculados al proceso de compra. Ocurre cuando el término necesidad adquiere otro significado y la acción de compra se convierte en un trastorno, como es el caso del trastorno de compra compulsiva (TCC).

¿Qué es el trastorno de compras compulsivas?

El TCC es un trastorno de carácter psicológico que afecta al control de los impulsos y se basa en sufrir una gran preocupación en relación con las compras y la necesidad de consumo de un gran número de bienes no esenciales de manera constante. La compra compulsiva puede desarrollarse mediante dos procedimientos:

  • repetición de una conducta de compra: en un primer momento genera una sensación positiva y después se convierte en compulsiva.
  • forma de evadirse de los problemas personales.

Esta patología se asocia con el padecimiento de ansiedad, malestar, irascibilidad y puede llegar a tener consecuencias negativas en el entorno económico, social, familiar y laboral de la persona que lo padece. Además, la compra a través de Internet ha favorecido el desarrollo de este trastorno.

Tratamiento del trastorno de compra compulsiva

El tratamiento del TCC se inicia de forma voluntaria con la toma de conciencia del problema. Este proceso puede ser complicado para los compradores compulsivos, que suelen negarse a reconocer que tienen un problema de conducta. En muchos casos necesitan el apoyo de personas cercanas que les animen a acudir a un especialista.

Un tratamiento común es la terapia cognitivo conductual. Esta terapia se basa en trabajar sobre la conducta adictiva y corregir los pensamientos que provocan ansiedad. Es importante tener en cuenta que el fin que persiguen las personas que sufren este trastorno no es el beneficio proporcionado por el objeto, sino la disminución de su ansiedad al adquirirlo. La terapia persigue que el paciente tome el control de sus impulsos de compra, reducir los niveles de ansiedad y evitar recaídas.

Es importante diferenciar entre el trastorno de compras compulsivas con la adicción a las compras. Ambos casos tienen en común la falta de control de los impulsos, pero se diferencian en que la compra compulsiva presenta un desorden psicológico asociado y precisa de otro tratamiento diferente.

Recuerda

  • El TCC se caracteriza por una gran preocupación por las compras y la necesidad de consumo de un gran número de bienes no esenciales de manera constante.
  • La persona con TCC suele sufrir ansiedad, malestar e irascibilidad.
  • Hay que diferenciar entre el trastorno de compras compulsivas y la adicción a las compras.
Compartir

Los comentarios están cerrados