¿Qué es el suelo pélvico y cómo podemos fortalecerlo?

0

El suelo pélvico es una parte fundamental de nuestro organismo que, hasta hace unos años, pasaba desapercibido. Fortalecer y cuidar esta parte de nuestro cuerpo nos evitará muchos problemas de salud en el futuro.

¿Qué es el suelo pélvico?

Se trata de una estructura muscular y de ligamentos, ubicado en la parte inferior de nuestro abdomen. Abarca desde la parte delantera de la pelvis hasta el coxis. Su función es sostener los órganos pelvianos (útero, la vejiga, uretra y recto) para su correcto funcionamiento y amortiguar a estos órganos en sus movimientos.

¿Qué sucede si tenemos un suelo pélvico poco fortalecido?

El suelo pélvico no es rígido si no que va adaptándose a nuestros movimientos. Un suelo pélvico débil, altera sus funcionales y puede provocar incontinencia urinaria, prolapsos (caídas de los órganos intraabdominales), dolores de espalda, e incluso problemas sexuales.

Esta musculatura es muy importante para las mujeres porque durante el el embarazo soporta el aumento de peso y durante el parto se estira de manera significante por lo que es muy normal que se lesione levemente. Esto puede afectar cuando lleguemos a la menopausia causándonos problemas de incontinencia y/o prolapsos.

No obstante, los hombres también es fundamental fortalecer el suelo pélvico, sobre todo si han padecido alguna lesión u operación en la zona abdominal y/o perianal, ya que puede causar incontinencia urinaria, disfunción eréctil o incontinencia fecal.

Cómo cuidar el suelo pélvico:

Otros factores que hacen que el suelo pélvico pierda su fuerza son el estreñimiento, el exceso de peso o incluso el ejercicio de alto impacto en el área.

Por suerte hoy en día hay muchas maneras de trabajar y ejercitar esta zona con ejercicios tipo Kegel, fisioterapia y otras disciplinas como el yoga y el pilates.

  • Los ejercicios Kegel son fáciles de realizar y es recomendado que los incluyamos en nuestra rutina diaria, ya que nos ayudan a fortalecer los músculos y a tonificarlos. Estos ejercicios, que se basan en las contracciones rápidas y lentas del área periné, podemos encontrarlos por Internet con instrucciones de cómo realizarlos.
  • El yoga y/o Pilates son actividades muy recomendables para fortalecer el suelo pélvico ya que gracias a los ejercicios de respiración somos más conscientes de él y muchas de las posturas tienen como enfoque trabajarlo.
  • Mantener una buena postura a lo largo del día y, sobre todo, cuando levantemos peso. Mantener el abdomen apretado cuando caminamos nos ayuda a mantener una buena postura y a ejercitar los músculos del suelo pélvico.
  • Hay fisioterapeutas que están especializados en el suelo pélvico y muchas mujeres embarazas acuden a estos para prepararse para el parto, ejercitándolo y asegurándose de que este no sufra demasiado en el momento de dar a luz.

Recuerda:

  • El suelo pélvico es una estructura muscular que sostiene órganos como útero, la vejiga, uretra y recto.
  • Un suelo pélvico débil nos genera problemas de incontinencia, prolapsos, dolores, etc.
  • El ejercicio constante en esta área nos ayudará a mantener nuestro suelo pélvico saludable y fuerte.
Compartir

Deja una respuesta