Maskné: remedios para prevenir el acné provocado por la mascarilla

0

El coronavirus, además de una pandemia, ha traído consigo la aparición de nuevas patologías y pequeños problemas asociados tanto a la propia enfermedad como a la salvaguarda de la misma. Te contamos cómo prevenir el acné causado por la mascarilla, maskné.

Quizá la problemática más recurrente sea el conocido como maskné. El maskné, cuya palabra viene de la mezcla de la inglesa mask (mascarilla) y de acné, es la aparición de granitos, poros, espinillas o comedones que llegan por el uso continuado de las mascarillas.

Características del maskné

El maskné, en realidad, son brotes de acné que aparecen preferentemente en pieles sensibles y grasas por el roce de la mascarilla con la piel durante un periodo largo de tiempo.

El uso habitual de la mascarilla hace que se acentúe el acné ya existente o que aparezca uno nuevo, pues la piel de nuestra cara no está acostumbrada a la falta de transpiración y al rozamiento que provoca la mascarilla.

De esta forma, colocar la mascarilla en la cara durante mucho tiempo y muchos días hace que aumente el riesgo de infección de nuestra dermis. Es decir, se taponan los poros y la posibilidad de que aparezcan granos y espinillas aumenta. Vuelve el acné, vuelven los problemas de piel. Bendita juventud.

Más técnicamente se puede decir que el uso de la mascarilla produce la alteración de una bacteria conocida como Culibacterum acnés que, unida al aumento de la humedad en la cara a causa de la condensación, produce el acné. El maskné puede aparecer en todo tipo de pieles, aunque afecta más a las pieles grasas.

¿Cómo prevenir el acné por el uso de mascarilla?

El tratamiento del maskné dependerá de si el caso es severo o leve. En caso de acné severo la recomendación es acudir a un dermatólogo que sabrá dar el tratamiento médico correcto para la infección cutánea. Si el caso es leve, se puede tratar con remedios caseros y una rutina de limpieza.

Lo primero y más importante es la higiene, pues antes de cualquier tipo de crema o mascarilla hay que automatizar unos patrones de conducta higiénica muy necesarios.

Así, es primordial cambiar las mascarillas de forma frecuente, usar toallas de microfibra en vez de las habituales para evitar más irritación dérmica y cambiar regularmente la funda de la almohada. No en vano pasaremos con la cara apoyada en el cojín casi un tercio del día. Por supuesto, queda prohibido totalmente tocarse la cara o intentar explotarse los granos.

Cuando consigamos estos automatismos será el momento de entrar en el universo de las cremas y los productos para acabar con ese ataque de acné provocado por el uso continuado de mascarillas.

Hay cuatro recomendaciones iniciales:

  • Limpiar la piel de la cara por la mañana y por la noche para disminuir la producción de bacterias
  • Si utilizamos la mascarilla 8 horas al día deberemos darle descanso a la piel de la cara a intervalos durante ese tiempo para airearnos. Buscaremos momentos en los que poder quitarnos la mascarilla de forma segura.
  • No usar maquillaje para evitar la oclusión sobre la piel.
  • Usar cremas o geles hidratantes poco obstructivos.
  • Hay ingredientes beneficiosos para contrarrestar o evitar el maskné como el ácido salicílico, alfahidroxiácidos (BHA y AHA), arcillas, aceite de árbol de té, niacinamida, centella asiática, papaína, pantenol y ceramidas.

Todo esto, unido a la protección solar, ya que esta nos protegerá de las manchas que puedan aparecer debido a la exfoliación.

Cuidado con el estrés

Entre la pandemia, los cambios laborales, la tensión en casa porque pasamos muchas horas juntos y la presión psicológica normal de un día en nuestra vida, nuestro nivel de estrés durante los tiempos del coronavirus aumenta de forma exponencial y, por lo tanto, la aparición de acné se puede multiplicar.

Por lo tanto, si a la utilización de la mascarilla, que impide la correcta oxigenación de la piel, le unimos el aumento de la tensión y el estrés producimos un cóctel que puede llevar consigo la aparición del maskné.

Para hacerse con el control de la situación y no incrementar el ya habitual estrés, el consejo primordial pasa por tomarse las cosas con calma y darnos cuenta de la relatividad de nuestros problemas comparados con la pandemia mundial que nos azota.

Comparar la situación personal con la situación del resto del planeta nos hará ver lo pequeños que somos y nos ayudará a relativizar la vida y nuestros problemas. Si hacemos esto, seguramente viviremos con menos granos y espinillas molestas.

Tipos de mascarilla para evitar el maskné

Lo primero es evitar las mascarillas sintéticas o derivadas del plástico, pues generan mayor irritación en la piel. Por eso son aconsejables las mascarillas de tela y que estén homologadas para confirmar el poder filtrante.

Hay que tener cuidado con las mascarillas quirúrgicas porque pese a que parecen de papel, se realizan con un derivado del plástico. Eso sí, sin olvidar las nuevas recomendaciones de la OMS para el uso de la mascarilla.

Recuerda:

  • El maskné es una irritación de la piel provocada por el uso continuado de las mascarillas en estos tiempos de pandemia.
  • La palabra maskné viene de la inglesa mask (mascarilla) y acné.
  • Para prevenir el acné por mascarilla, es primordial tener una buena rutina higiénica facial.
  • Dale un descanso a tu cara mientras usas la mascarilla. Vete a un lugar aislado y quítate la mascarilla para que la piel se oxigene.
  • No uses maquillaje para no taponar los poros.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados