Cómo influyen las mascotas en nuestro bienestar emocional

0

A nivel emocional, las mascotas tienen una gran influencia en nosotros debido al fuerte vínculo que existe con ellos. Cuando entramos en contacto con un animal a menudo nos desinhibimos a la hora de expresar nuestras emociones ya que estos desatan en nosotros una respuesta emocional inmediata y natural, por lo que se utilizan en terapias con personas que tienen necesidades emocionales.

Los beneficios de tener mascotas

Los lazos afectivos que tenemos con nuestras mascotas pueden llegar a ser realmente fuertes por lo que son de gran ayuda si hemos sufrido recientemente un gran cambio en nuestro entorno, una pérdida o una mala situación.

  • Disminuyen nuestro nivel de estrés y la tensión arterial:
    • Suben los niveles de las hormonas asociadas al bienestar y la autoestima.
    • Los niños también desarrollan su sentido de la responsabilidad y autonomía, gracias a la convivencia con mascotas,
    • Mejoran la capacidad de relacionarse con los demás.
  • Ayudan a canalizar nuestras emociones lo que es fundamental gozar de felicidad y una buena salud. Además, nos aportan mucho cariño, comprensión y compañía.
  • Mejoran nuestra empatía, lo que aumenta nuestro personal, la capacidad sociabilizar es mayor y mejora nuestra salud psicológica.
  • Estimulan nuestra memoria, atención y concentración. En el caso de las personas mayores es especialmente recomendable convivir con alguna mascota.
  • La recuperación es más rápida si entramos en contacto con animales durante el post-operatorio. También son de mucha ayuda si estamos siendo tratados con terapias agresivas.

En casos de trastornos emocionales, conductas depresivas, una parálisis cerebral o dificultades sociales se puede recurrir a la zooterapia. Los animales nos proporcionan seguridad, cariño y la calidez de su compañía provoca grandes avances ya que nos generan confianza y nos ayudan a y reducir temores adquiridos tras experiencias traumáticas.

No hay que olvidar que nosotros también ejercemos una gran influencia en ellos ya que pueden percibir perfectamente nuestras emociones. De hecho, la forma en la que nos dirijamos a ellos tiene un gran impacto en su estado anímico.

Recuerda:

  • El contacto con mascotas nos permite expresar nuestras emociones. Despiertan nuestra ternura y cariño de forma natural.
  • El estrés, la ansiedad y la depresión disminuyen notablemente en hogares en los que hay animales de compañía.
  • Factores de riesgo para la salud como la hipertensión o los niveles de colesterol disminuyen rápidamente en presencia de animales.
  • El cuidado de mascotas tiene efectos muy positivos en niños y mayores, ayudando a que desarrollen su capacidad afectiva, social y autoestima personal.
  • La zooterapia demuestra ser efectiva en pacientes con trastornos sociales y psicológicos, además de ayudar a enfermos tratados con terapias agresivas.

 

Compartir

Deja una respuesta