Introducción al embarazo

0

El embarazo puede constituir una etapa muy importante para la mujer,¡ ya que supone la gestación de una nueva vida en su interior. Se trata de toda una experiencia y una etapa de cambios para la futura mamá y su organismo, que se prepara para alojar al bebé y cubrir sus necesidades durante nueve meses.

Uno de los primeros síntomas que suelen anunciar el embarazo es la ausencia de  menstruación. Pero, en ciertas ocasiones, se pueden dar otros síntomas que anuncian el cambio de estado.

Algunos de estos síntomas del embarazo son dolor e hinchazón abdominal, cambios en el pecho, cansancio y sueño, ganas frecuentes de orinar o dolor de espalda. Habitualmente, estas señales se pueden confundir con las dolencias premenstruales, debido a su gran parecido. También, debemos destacar que los síntomas no son los mismos para todas las mujeres, ya que cada organismo y cada embarazo son distintos.

Por este motivo, si notas alteraciones en el cuerpo y crees que podrías estar embarazada, la mejor opción es visitar al ginecólogo y realizarte unos análisis para obtener una confirmación veraz de tu estado.

Para aquellas parejas que no pueden esperar a saber si van a ser padres o no, también están los test de embarazo, una alternativa más rápida. Estas pruebas son eficaces dos semanas después de la concepción, pero para reducir el riesgo de falsos negativos, antes de realizar la prueba se aconseja esperar al menos una semana desde el retraso de la menstruación.

¿Qué cambios se experimentan durante la gestación?

Desde el primer momento del embarazo, las mujeres experimentan una serie de cambios a nivel fisiológico, psicológico y social.

Los cambios físicos al quedarse embarazada se producen para favorecer el correcto desarrollo del futuro bebé. Entre los más comunes se encuentran las alteraciones hormonales, que se manifiestan en síntomas tan frecuentes como las náuseas, los vómitos, la fatiga o la somnolencia. Además, entre otras, también se pueden sufrir alteraciones en la circulación (con la posible aparición de dolencias como varices, edemas o hipotensión), en la piel, en el aparato digestivo y en el aparato respiratorio. Además, en esta nueva etapa las mujeres embarazadas deben controlar muy bien sus hábitos de salud para asegurar que todo se desarrolle de forma correcta durante los próximos nueve meses.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que las modificaciones hormonales también proporcionan cambios a nivel emocional, especialmente en relación al estado de ánimo. Las mujeres que están embarazadas pueden experimentar momentos de alegría por el hecho de ser madre o de miedo ante lo desconocido. En este sentido, las madres primerizas tenderán a sufrir algún episodio de estrés o ansiedad, mientras que las que ya han pasado por un parto satisfactorio se mostrarán más tranquilas basándose en su experiencia previa. Aun así es beneficioso para cualquier embarazada usar técnicas de relajación de cara a la preparación del parto.

Recuerda que:

  • Desde el primer momento del embarazo, las mujeres experimentan una serie de cambios a nivel fisiológico, psicológico y social.
  • Las modificaciones hormonales proporcionan cambios a nivel emocional, especialmente en relación al estado de ánimo.

 

Compartir

Deja una respuesta