Guía para cuidar a una persona con Alzheimer

0

Cada año se diagnostican más de 10 millones de nuevos casos de Alzheimer según la Organización Mundial de Salud, y este número irá incrementando a medida que las personas sean más longevas.  ¿Cómo podemos ayudar y cuidar a una persona con Alzheimer?

¿Qué es el Alzheimer?

Se trata de una de las enfermedades neurodegenerativas más comunes entre la población. Implica un deterioro cognitivo y una mayor dificultad a la hora de desarrollar las actividades diarias.

Comienza de manera paulatina, afectando en primer lugar a las partes del cerebro que controlan la memoria y el lenguaje y, en última instancia, la persona que la padece puede necesitar cuidados totales. Lo importante es estar atentos a ciertas situaciones como la desorientación, problemas de lenguaje o cambios en la memoria para poder identificar la enfermedad y hacerle frente.

Cuidados de una persona con Alzheimer

A pesar de que no se conoce ninguna forma 100% efectiva para prevenir el Alzheimer, sí que existen ciertos hábitos como la estimulación de la mente o el control de la alimentación que pueden reducir el riesgo de sufrir esta enfermedad. Pero ¿qué ocurre una vez se manifiesta y sus efectos llegan al extremo? Existen ciertas recomendaciones para cuidar de una persona que padece la enfermedad:

  1. Hable con el médico: es el más adecuado para informar de los tratamientos adecuados para controlar los síntomas.
  2. Grupos de apoyo: personas que viven día a día con la enfermedad pueden ayudar a sentirse comprendido. Lo importante es no sentirse solo.
  3. Evitar los cambios en la rutina: es una forma de evitar la confusión que le pueden generar situaciones que no se conocen. No obstante, es importante adaptar la rutina para aprovechar los momentos del día en los que la persona está más lúcida.

Recomendaciones para la convivencia

Convivir con una persona que padece Alzheimer requiere tiempo y dedicación y puede llegar a ser frustrante, si el enfermo no responde a los cuidados y se sigue mostrando confundido. Sin embargo, es fundamental que el cuidador conozca ciertas estrategias para apoyar de forma complementaria los tratamientos farmacológicos:

  1. Ser comprensivo: es necesario que la persona que conviva con el enfermo modifique sus expectativas sobre lo que puede o no hacer el afectado.
  2. Tomar las riendas: la toma de decisiones puede suponer un episodio estresante para el que padece Alzheimer y tomar el control de las elecciones diarias puede favorecer la convivencia.
  3. Actividad diaria: es necesario que el enfermo no pierda el contacto con el exterior. El sol es salud y un paseo puede ayudar a poner en hora el reloj interno.

Recuerda:

  • El Alzheimer es un tipo de enfermedad que afecta a más de 47,5 millones de personas en el mundo según la OMS.
  • Los síntomas más frecuentes son los cambios en la memoria, problemas a la hora de resolver situaciones y la desorientación.
  • Una vez la persona es diagnosticada hay que saber cómo cuidarla y cómo convivir con ella para afrontar la enfermedad.
Compartir

Los comentarios están cerrados