EPOC (Enfermedad pulmonar obstructiva crónica): Causas y síntomas

0

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una de las enfermedades pulmonares más comunes que causa dificultad para respirar. Esta enfermedad se debe a la exposición a largo plazo a gases o partículas irritantes, en la mayoría de los casos del humo de cigarrillo.

Tipos de EPOC:

Según el grado de obstrucción que padezcamos se presenta como:

  • Bronquitis crónica: es la inflamación de las paredes de los bronquios, que llevan el aire desde los alvéolos del pulmón. Por tanto, reduce la cantidad de aire que entra y sale por las vías respiratorias. Se caracteriza por la tos diaria y la producción de mucosidad (esputo).
  • El enfisema: es una afección en la que se los alvéolos están destruidos, lo que ocasiona un atrapamiento del aire en el pulmón. Las vías respiratorias pequeñas se colapsan cuando exhalas, lo que impide que el flujo de aire salga hacia afuera desde los pulmones

Causas de la EPOC:

La principal causa de esta enfermedad es el tabaquismo ya que el humo de cigarro es el irritante más común. Además, si fumamos tenemos más posibilidades de padecer esta enfermedad. También el humo de pipa, y otros tipos de tabaco puede causar EPOC. Por otro lado, respirar el aire contaminado por la polución los vapores químicos o el polvo del medio ambiente o del sitio de trabajo también puede contribuir a padecer EPOC.

Otra causa, que se produce en raras ocasiones, es una alteración genética llamada deficiencia de alfa-1 antitripsina, una proteína que causa daño pulmonar y EPOC si estamos expuestos al humo o a otros irritantes pulmonares.

Si sufrimos asma podemos presentar EPOC ya que esta enfermedad crónica causa inflamación y estrechamiento de las vías respiratorias, por tanto, aumenta las posibilidades de padecerla.

Síntomas de la EPOC:

Los síntomas de esta enfermedad suelen ser leves al principio, por tanto, no se le da importancia hasta que los síntomas son más graves. Los signos y síntomas más comunes son:

  • Tos persistente o que produce mucha mucosidad.
  • Sensación de falta de aire, especialmente durante la actividad física.
  • Sibilancias o un silbido o chillido que se producen al respirar.
  • Presión en el pecho.
  • Padecer resfriados u otras infecciones respiratorias, como gripe con frecuencia.

Pero cuidado, porque que presentemos estos síntomas, no significa que padezcamos EPOC, debemos acudir a nuestro médico para que nos diagnostique. Por otra parte, tenemos que saber que a medida que esta enfermedad empeora los síntomas se agravan y podemos necesitar atención médica de urgencia.

Recomendaciones: 

La EPOC no tiene cura, pero los cambios de estilo de vida y los tratamientos pueden mejorar nuestra calidad de vida, permaneciendo más activo y retrasando la progresión de la enfermedad. Algunos de los consejos son:

  • Dejar de fumar.
  • Evitar la inhalación de gases tóxicos.
  • Prevenir las infecciones respiratorias más frecuentes con la vacunación adecuada como la vacuna contra la gripe o la vacuna contra la neumonía.
  • Tratamiento farmacológico: basado en medicamentos como inhaladores de broncodilatadores, antibióticos, esteroides o antiinflamatorios, u oxigenoterapia, entre otros.
  • La fisioterapia respiratoria: puede ayudar también a mejorar la calidad de vida del paciente, favoreciendo el tono muscular, el estado anímico y, como consecuencia de todo ello, la función respiratoria y cardíaca

Puedes conocer más sobre EPOC aquí

Recuerda:

  • Esta enfermedad puede presentarse como bronquitis crónica y enfisema
  • La principal causa de esta enfermedad es el tabaquismo
  • No todas las personas que presentan síntomas pueden padecer EPOC, por tanto, debemos acudir a nuestro médico para que no lo diagnostique.

 

Compartir

Deja una respuesta