La importancia de cuidar nuestros pies durante el verano

0

El verano es una época en la que tenemos que tener un especial cuidado con nuestros pies ya que están más expuestos y tenemos más actividades al aire libre. Además la playa, la piscina, el sudor, el calor, los roces y las heridas del calzado hacen que aparezcan problemas como infecciones, hongos, etc.

Es fundamental en esta época tener una higiene diaria mucho más minuciosa en nuestros pies, además de mimarlos con una correcta hidratación y productos adecuados para evitar la sequedad o durezas.

Consejos para cuidar nuestros pies

Estas son las recomendaciones que debemos tomar para evitarnos problemas.

  • Elegir un buen calzado para evitar rozaduras, ampollas o lesiones, es mejor usar calzado ancho, flexible que nos sujete bien el tobillo y que sea transpirable.
  • Evitar utilizar zapatos con una suela plana ya que estos no amortiguan los golpes al caminar de forma que el pie recibe impactos continuamente. Además, si utilizamos zapatos con una suela más ancha, mejoraremos la posición del pie y del cuerpo.
  • Es recomendable utilizar siempre calzado en la piscina, ya que son lugares de contagio de hongos o infecciones.
  • Lavar los pies con jabón y agua tibia o fría después de ir a la piscina o la playa. También podemos utilizar jabón antiséptico una o dos veces al día y, preferiblemente, jabones ácidos para aquellos con exceso de sudoración
  • Secarnos bien los pies, sobre todo entre los dedos, para evitar la aparición de hongos y bacterias.
  • Utilizar toalla para secar los pies por separado así nos evitamos el contagio de bacterias. Tampoco debemos compartir artículos de higiene como cortauñas, limas, etc.
  • Al exponer los pies al sol debemos tener especial cuidado con las quemaduras ya que son más vulnerables. Es preciso protegerlos mediante cremas solares.
  • Es necesario que utilicemos productos antitranspirantes puesto que con el calor aumenta la sudoración, especialmente de los pies. Además, el podólogo puede aconsejar cual es el idóneo según nuestras características.

Recuerda:

  • Debemos utilizar siempre calzado en los espacios públicos.
  • Tenemos que secar bien los pies después del baño para evitar los hongos y bacterias.
  • Es recomendable que el calzado que utilicemos nos sujete bien el tobillo para evitar lesiones que transpire y evitar utilizar las sandalias con suela plana.

 

Compartir

Deja una respuesta