Causas, síntomas y tipos de psoriasis

0

El 29 de octubre se celebra el Día Mundial de la Psoriasis, una enfermedad inflamatoria autoinmune que afecta a la piel. Esta patología es crónica y se manifiesta a lo largo de la vida del paciente con mayor o menor intensidad. Al contrario de lo que suele pensar la población, no es una enfermedad contagiosa.

¿Qué es la psoriasis?

Esta enfermedad dermatológica afecta a día de hoy, en torno al 2% de los españoles y normalmente suele aparecer por primera vez entre los 15 y 35 años y comienza en el sistema inmunológico.

En una persona sana, el proceso de recambio celular ocurre cada 30 días. En un paciente de psoriasis, esto ocurre cada 3 o 4 días, por lo que las células muertas de la epidermis se acumulan, formando placas enrojecidas y recubiertas de escamas. Estas pueden ser muy doloras e incómodas para la persona afectada, ya que no sólo presentan un problema para su salud física sino también para su salud mental.

Muchos de los enfermos de psoriasis sufren depresión, tienen problemas de autoestima o desarrollan algún tipo de carencias en su vida sexual o social debido al complejo que puede crear la psoriasis.

Causas de la psoriasis

Las causas de esta enfermedad varían. Si bien es cierto que existe un alto factor genético (los estudios indican que en la mayoría de los casos la psoriasis se hereda), hay otros agentes externos que pueden dañar nuestro sistema inmune. Entre ellos se encuentran:

  • Infecciones crónicas: las infecciones pueden participar en la aparición de la psoriasis.
  • El estrés: aparte de empeorar los síntomas de la enfermedad, el estrés puede ser un detonante que desencadene la psoriasis.
  • Traumatismos en la piel como golpes, quemaduras o cicatrices pueden provocar la aparición de esta enfermedad.
  • Algunos medicamentos, en particular el litio, pueden afectar negativamente a nuestra piel.
  • La obesidad se asocia con mayor posibilidad de aparición de psoriasis e incrementa su severidad, sobre todo el tipo de psoriasis denominada inversa. Esta aparece en los pliegues del cuerpo (axilas, inglés, bajo el pecho) y empeora con el roce.
  • Consumo de alcohol y tabaco.
Síntomas de la psoriasis

La psoriasis puede aparecer de forma repentina o paulatinamente. Las placas son su manifestación más común y suelen estar recubiertas de escamas blanquecinas. Su tamaño varía según su severidad y la zona en la que se encuentra, pudiendo ocupar grandes zonas del cuerpo. En este sentido, algunas zonas como los glúteos, las rodillas y codos, la espalda, el cuero cabelludo y las ingles son las zonas más afectadas por esta enfermedad.

Aparte de las placas psoriásicas, el dolor, la caspa o la modificación de las uñas (en el caso de que la enfermedad se manifieste en esta zona), son otros síntomas comunes entre los pacientes que padecen esta enfermedad.

Tipos de psoriasis

La psoriasis puede ser leve, moderada o grave, según el porcentaje de cuerpo obstruido por las placas. En el caso de una psoriasis suave, el paciente tiene un 2% de su piel afectada por esta enfermedad. La psoriasis moderada cubre entre el 2 y el 10% y se trata con productos tópicos y farmacológicos. Hablamos de psoriasis severa si el paciente presenta más del 10% de su cuerpo con placas.

Por otro lado, cuando esta inflamación afecta a las articulaciones, se denomina artritis psoriásica. Este tipo de inflamación crónica afecta entre al 10% y el 30% de los pacientes con psoriasis y se caracterizada por la rojez y el dolor de las articulaciones. Además, es importante un diagnóstico precoz ya que puede tener consecuencias irreparables en las articulaciones.

Recuerda:

  • La psoriasis puede manifestarse en cualquier momento y, si bien no es contagiosa, afecta a la calidad de vida del paciente y a la percepción de sí mismo.
  • La psoriasis puede ser leve, moderada o grave según el porcentaje placas en el cuerpo.
  • El estrés, la obesidad y drogas como el tabaco o el alcohol se asocian con la aparición de psoriasis.

 

Compartir

Deja una respuesta