8 recomendaciones para proteger a nuestros hijos del sol en verano

0

Cuidar de  nuestros niños es lo más importante para nosotros durante todo el año. Pero cuando llegan las altas temperaturas, debemos extremar las precauciones. La piel de los más pequeños es más sensible y tienen más posibilidades de sufrir una insolación o un golpe de calor. Una buena crema solar y ropa adecuada son fundamentales.

Recomendaciones para el verano

Durante los meses de calor hay que tener especial cuidado con los pequeños de la casa, pero no solo en la playa. Pasear por el parque, estar en una terraza o viajar en el coche a altas temperaturas, pueden causar daños a nuestros hijos. Para que podamos disfrutar de nuestra familia durante las vacaciones sin contratiempos, es recomendable seguir una serie de pasos:

  1. En cuanto a la ropa es mejor usar tejidos como el algodón y ropa clara. No debemos olvidarnos de la visera o sombrero y las gafas de sol.
  2. La hidratación es fundamental. El agua, los alimentos frescos como la sandía o el melón, son lo más aconsejable.
  3. Es recomendable evitar las horas centrales del día donde el sol tiene más fuerza y es posible sufrir un golpe de calor o una insolación.
  4. Si tiene menos de seis meses, es mejor no exponerlo directamente. Es recomendable usar protectores solares minerales.
  5. Para evitar problemas oculares en el futuro, es mejor ponerles gafas de sol. Deben estar homologadas y los cristales filtrar al menos el 90% de los rayos UVA y UVB.
  6. Algunos tipos de superficies –agua, arena, nieve, hierba– reflejan las radiaciones solares, por lo que tenemos que protegerlos en todo momento.
  7. No todas las cremas solares protegen a nuestro hijo de la misma manera. Es necesario elegir un fotoprotector infantil que sea resistente al agua y con una protección +50. Debemos aplicarlo cada dos horas y tras cada baño.
  8. Necesitamos que nuestros hijos sepan también que deben echarse crema. Para ello, tenemos que enseñarles y protegernos nosotros para darles un buen ejemplo.

Las radiaciones solares son peligrosas durante todo el año, no solo en verano, por lo que debemos cuidar a nuestro hijo también en la época escolar o cuando realicemos alguna excursión en el campo, en la nieve o en los días nublados.

 Recuerda:

  • Debemos vestir a nuestro hijo con la ropa adecuada, sin olvidarnos del gorro, las gafas y la crema solar.
  • Es necesario que no se exponga en las horas centrales del sol ya que es cuando los rayos solares son más fuertes.
  • Hidratarle adecuadamente puede evitar que nuestro hijo sufra un golpe de calor o una insolación.

 

Compartir

Deja una respuesta