10 consejos para dormir bien

0

La cantidad y calidad de sueño inciden directamente en el estado físico y mental, y se reflejan en la salud, el rendimiento y el ánimo. Por ello debes recordar la importancia que tiene dormir entre 7 y 9 horas al día. Además hay que tratar de conseguir un descanso diario completo, teniendo un sueño reparador, aquí repasamos los mejores consejos para lograrlo.

  1. Fíjate un horario y cúmplelo. Piénsalo ¿llegarías tarde al teatro? Al igual que cualquier otra cita debes cumplir con la que tienes cada día con tu descanso. Para ello intenta acostarte y levantarte siempre a la misma hora, ya sea día laborable o festivo, esto ayudará a crear un hábito que tu reloj biológico agradecerá.
  2. Acondiciona tu dormitorio. Esta habitación está destinada para dormir y nada más, debe poder quedarse completamente a oscuras y también ser silenciosa. Esto es muy importante porque la luz y el ruido pueden alterar la calidad del sueño y generar problemas de salud.
  3. Cama acogedora y temperatura adecuada. Lo ideal para conciliar el sueño y mantenerlo adecuadamente es tener una temperatura ambiente de entre 18 y 21 ºC, esto se debe a que los niveles máximos de tiempo total de sueño, sueño profundo y sueño REM, se alcanzan en ambientes térmicos neutros. Además, tener una cama con un colchón que resulte cómo y una ropa de cama adecuada, de tejidos naturales, formarán la combinación perfecta.
  4. Haz ejercicio pero durante el día. El ejercicio es beneficioso para la salud y el descanso ya que reduce el estrés, pero no es un buen aliado para antes de irse a dormir. Si quieres tener un sueño reparador evita hacer ejercicio al menos un plazo de 3 horas antes de acostarte.
  5. Evita consumir bebidas con cafeína, teína u otros estimulantes unas seis horas antes de tu hora prevista para acostarte. También es recomendable excluir de la cena el alcohol, ya que aunque induzca al sueño este es superficial y, por lo tanto, nada reparador.
  6. Cuida tu cena, tan importante es lo que comas como cuándo lo hagas. La cena debe hacerse dos horas antes de irse a dormir para poder acostarse con la digestión hecha. Los mejores alimentos para este momento son los lácteos, los plátanos, la carne no magra, el pescado azul y los hidratos de carbono de absorción lenta, como la miel o el pan integral.
  7. Despídete de los dispositivos electrónicos, como el ordenador o el móvil, al menos una hora antes de irte a dormir. La luminiscencia de la pantalla puede llegar a «engañar» a tu cuerpo y alterar la secreción de melatonina, hormona natural interna inductora del sueño.
  8. Métete en la cama libre de estrés, es algo fácil de decir pero para muchas personas un punto difícil de conseguir. Leer un libro sencillo o escribir un diario en papel son actividades que pueden ayudarte a liberar parte de las tensiones acumuladas durante el día.
  9. Hidrátate bebiendo agua y ve al baño antes de acostarte, así tu cuerpo estará listo para pasar al menos 8 horas descansando sin interrupciones.
  10. Crea una rutina. Con todas estas pautas puedes crear una rutina que haga que cada vez te sea más fácil dormir y conseguir un sueño de calidad.

Si crees que puede ser difícil adoptar todas estas pautas a la vez ve poco a poco, no hay prisa, pero si te recomendamos que lo intentes porque tu cuerpo te pide que duermas lo necesario y debes hacerle caso para afrontar cada día al 100% de energía. ¡A por ello, #Duerme1HoraMás!

Compartir

Deja una respuesta