¿Sabes cuáles son los mejores alimentos para el cerebro?

0

La alimentación tiene un gran impacto sobre nuestro cuerpo, desde controlar el peso corporal hasta prevenir enfermedades y, cómo no, sobre nuestro cerebro. Pero, ¿sabes cuáles son los mejores alimentos para tu cerebro?

Aunque a veces lo pasamos por alto, el cerebro también se beneficia de una alimentación equilibrada y saludable. El estudio Healthy eating and reduced risk of cognitive decline, publicado por la revista Neurology en 2015, muestra que una dieta de calidad reduce el riesgo de deterioro del cerebro. La ciencia no deja lugar a dudas: una dieta saludable nos ayudará a vivir más años y a vivirlos mejor.

Además de prevenir enfermedades, alimentar bien nuestro cerebro nos ayudará a mejorar el rendimiento, la memoria y la concentración.

Las necesidades de nuestro cerebro son parecidas de las del resto de cuerpo. Así, debemos darle agua, glucosa, ácidos grasos, vitaminas del grupo B y minerales como potasio, sodio o magnesio.

12 alimentos clave para nuestro cerebro

Lo importante es que el conjunto de la dieta sea lo más saludable posible. Sin embargo, hay algunos alimentos a los que debemos prestar atención para que nuestro cerebro desarrolle todas sus capacidades.

  • Agua: La hidratación es la base para el buen funcionamiento de todo el cuerpo y, cómo no, también del cerebro.
  • Té verde: Tiene una gran capacidad antioxidante y ayuda a mantener nuestra memoria en buen estado.
  • Verduras de hoja: La lechuga, las espinacas, las acelgas o la col aportan magnesio y ácido fólico que ayudan a nuestro cerebro.
  • Frutas cítricas: La naranja, la piña o las uvas contienen vitaminas y flavonoides, además de ser excelentes antioxidantes.
  • Aguacates: Son ricos en antioxidante, ácidos grasos Omega 3 y potasio, que ayudan a mantener una buena circulación de la sangre.
  • Cereales integrales: Contienen vitaminas del grupo B que aportan energía y contribuyen a que el cerebro funcione a pleno rendimiento.
  • Legumbres: Aportan glucosa de forma estable, hierro y antioxidantes.
  • Frutos secos: Son una fuente de zinc, calcio, vitaminas E y B6, ácidos grasos, proteínas y antioxidantes.
  • Lácteos: Contienen calcio y aminoácidos que ayudan a que los neurotransmisores funcionen bien
  • Huevos: Son ricos en ácidos grasos saturados y en vitamina B
  • Pescados: Sus ácidos grasos saludables están relacionados con un menor riesgo de demencia y accidente cerebrovascular.
  • Carne roja: Contiene hierro que ayuda a la concentración en el estudio o el trabajo.

La investigación continúa y falta mucho por saber sobre esta parte del cuerpo. Sin embargo, parece claro que la nutrición es clave para un cerebro sano.

Recuerda:

  • Más que de alimentos concretos, el cerebro se beneficia de una dieta equilibrada, completa y saludable.
  • Una buena alimentación a lo largo de la vida nos ayudará a prevenir enfermedades y deterioro cognitivo
  • Además de cuidar nuestra alimentación, debemos mantener nuestro cerebro activo y ejercitarlo.
Compartir

Los comentarios están cerrados