¿Por qué aumentamos de peso a medida que envejecemos?

0

El cuerpo evoluciona con la edad y experimenta cambios que pueden afectar a nuestro físico. ¿Por qué aumentamos de peso a medida que envejecemos? A pesar de que sigamos manteniendo una dieta saludable y no modifiquemos nuestros hábitos alimenticios, según vamos envejeciendo, nuestro  cuerpo tiende a ensanchar. Si bien en el caso de las mujeres muchas veces la causa de esto es la menopausia, no es la única razón. 

¿Por qué aumentamos de peso a medida que envejecemos?

La inactividad física y la pérdida muscular son algunas de las razones por las que aumentamos de peso a medida que envejecemos. Por un lado, nos encontramos con el sedentarismo, que provoca que todo el músculo ganado durante nuestra vida se vaya perdiendo poco a poco. En consecuencia, ganamos grasa que es lo que hace que la ropa quede cada vez más apretada.

El estrés es otra de las razones por las que el cuerpo se ve afectado. La forma en la que el cuerpo procesa los alimentos cambia y tendemos a comer de forma menos sana o incluso comer en exceso. A medida que envejecemos y asumimos más responsabilidades, la tensión aumenta y con ello el estrés.

Una última razón es la disminución hormonal provocada por el envejecimiento. Este cambio en nuestras hormonas provoca un aumento de la grasa abdominal, trastornos del sueño y pérdida de fuerza muscular.

Claves para evitar subir de peso

Una vez analizadas las razones, podemos afirmar que la clave para evitar el sobrepeso en nuestra madurez es, sobre todo, tener un estilo de vida saludable. A pesar de que el cambio hormonal no se puede controlar, la realización de ejercicio y el mantenimiento de una alimentación sana basada en la dieta mediterránea son claves para no engordar en la vejez. Además, la ingesta de proteínas es fundamental para mantener el peso ideal.

Esto lo podemos combinar con una correcta organización de las comidas para repartir la ingesta. Por último, dormir bien es importante para que el cuerpo se sienta descansado y no requiera un mayor aporte calórico.

¿Qué deportes debemos realizar para evitarlo?

La práctica de ejercicio es fundamental para no engordar a medida que uno envejece. Obtener una rutina desde que se es joven es clave para que, una vez pasamos los 50, sea más fácil mantener la báscula a raya.

Algunos de los deportes más recomendados son los que implican cardio como correr o caminar como, por ejemplo, dar paseos a un ritmo intermedio. Por otro lado, también cabe destacar la natación, que implica el ejercicio de todo el cuerpo y fortalece nuestros músculos y nuestros huesos.

Recuerda:

  • Mantener una dieta saludable desde que uno es joven es perfecto para no engordar cuando se envejece.
  • El estrés y el sedentarismo son algunas de las razones por las que el cuerpo tiende a engordar.
  • La práctica de ejercicio es recomendable para mantener el peso a raya.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados