Cinco diferencias entre el psicólogo y el psiquiatra

0

Cuando tenemos un problema emocional o psicológico, solemos sentirnos solos y perdidos. ¿Qué me pasa?, ¿a quién debo acudir?, ¿por qué me siento así?, son preguntas muy normales en momentos en los que nuestra salud mental pasa por un mal momento. Además, es probable que no sepamos a quién acudir ya que las profesiones de psicólogo y psiquiatra suelen traer confusiones.

¿Cuáles son las diferencias entre un psicólogo y un psiquiatra?

Un psicólogo es un profesional del área psicológica especializado en el tratamiento de problemas emocionales y del comportamiento. Por ello, la psicología también tiene un alcance más amplio que la psiquiatría ya que incluye la investigación de todos los elementos de la mente, no sólo de la salud mental. Esto quiere decir que la Psicología estudia los procesos mentales en sus tres dimensiones: cognitiva, afectiva y comportamental del ser humano.

El psicólogo es un profesional formado en la comprensión de las sensaciones, las percepciones, el pensamiento y el comportamiento del ser humano. Además, un psicólogo no puede recetar fármacos y todo su trabajo se basa en compresión, análisis, ayuda e investigación. Con técnicas y ejercicios va rehabilitando conductas, pensamientos o emociones, y modifica todas aquellas variables psicológicas que puedan influir en nosotros de manera negativa.

Por el contrario, un psiquiatra es un médico especializado en psiquiatría. Este se encarga de tratar a pacientes con enfermedades o trastornos muy graves o que requieren prescripción médica. De hecho, los psiquiatras son los únicos que pueden recetar fármacos y tienen un conocimiento muy extenso de la estructura del cerebro y de su funcionamiento. Por ello, estos profesionales tienen un enfoque biológico de la conducta humana, no social ni cultural como en el caso del psicólogo, y se centran en los aspectos fisiológicos y químicos del cuerpo humano para tratar las enfermedades mentales

Las principales diferencias entre ellos son:

  1. El psicólogo emplear estrategias para el manejo y ajuste de nuestras emociones, conductas y pensamientos. El psiquiatra en cambio puede recetar fármacos.
  2. El psicólogo realiza análisis psicológicos que posibilitan nuestro autoconocimiento y autocontrol. Los psiquiatras no tienen los conocimientos necesarios para realizar este tipo de terapia.
  3. Los psicólogos ayudan a corregir los pensamientos erróneos y a rehabilitar el funcionamiento disfuncional del cerebro mientras que los psiquiatras se encargan de las enfermedades mentales más graves como esquizofrenia, paranoia, psicosis… u otro tipo de problemas como el autismo. Además, se encarga del estudio de la mente con el objetivo de prevenir, diagnosticar, tratar y rehabilitar estos trastornos.
  4. Los psicólogos nos enseñan a adquirir nuevas habilidades en el ámbito social analizando nuestro entorno social y emocional, intentado eliminar todo aquello que nos afecta de manera negativa. Los psiquiatras, en cambio, estudian los problemas neurológicos del paciente.
  5. El psiquiatra estudia como los efectos bioquímicos y ambientales pueden afectar a nuestro comportamiento y trata de buscar las causas biológicas de los problemas de salud mental. La psicología en cambio se centra en las razones sociales, emocionales y culturales que han llevado al paciente a ese estado.

Recuerda:

  • Un psicólogo no es médico, y por lo tanto no puede recetar fármacos. Esto es tarea del psiquiatra.
  • Los psiquiatras se centran en la parte más biológica de la mente humana. Y los psicólogos trabajan en el comportamiento y en las emociones.
  • El psiquiatra se encarga de las enfermedades mentales más graves. Un psicólogo puede ayudarnos a encarrilar nuestra vida sin que por ello tengamos un problema severo.

 

Compartir

Deja una respuesta