Diferencias entre masajista y fisioterapeuta

0

¿Fisioterapeuta o masajista? A menudo nos enfrentamos a este interrogante cuando sentimos dolor o malestar muscular. Conocer las diferencias es fundamental para elegir con criterio y conseguir una recuperación plena que nos permita continuar con nuestro día a día llenos de energía y salud.

Diferencias entre ambos

La principal diferencia es que el fisioterapeuta es un profesional con formación universitaria dentro de la rama de salud. Tienen profundos conocimientos del cuerpo humano y uno de sus objetivos es buscar el adecuado desarrollo de las funciones del cuerpo humano en cuanto a su movimiento. Trabajan en diferentes patologías con tratamientos personalizados.

El masajista no posee titulación universitaria. Y, por lo general, están más centrados en la parte estética. Es importante acudir a profesionales cualificados para evitar lesiones mayores por falta de experiencia o por tratar lesiones físicas.

¿Por qué debemos acudir al fisioterapeuta?

Debemos acudir al “fisio” caso de lesión o patología ya que es quien tiene la prescripción legal y los conocimientos necesarios para proporcionarnos el mejor tratamiento. Además, está preparado para manipular nuestras articulaciones y nuestros músculos.

Esta rama de la medicina se vale de tecnologías sanitarias, que pueden combinar diferentes tipos de técnicas como:

  • La electroterapia: consiste en aplicar corrientes eléctricas en la zona afectada para estimular los grupos musculares.
  • La hidroterapia: aprovecha las ventajas del agua para que nos beneficiemos al máximo de las terapias de rehabilitación de enfermedades musculoesqueléticas.
  • La termoterapia: donde el efecto relajante del calor se usa como analgésico.

¿Por qué debemos acudir al masajista?

Por lo general un masaje tiene fines relacionados con la estética y el bienestar corporal. Son muchos los objetivos que buscamos a través de esta práctica como la relajación o el placer personal.

Es importante que tengamos en cuenta que un masajista no nos corregirá ninguna lesión. Hay diferentes tipos de masajes y están enfocados a aliviar o a conseguir objetivos diferentes. Los más comunes son: deportivo, drenante, circulatorio, acupuntura, reflexología, circulatorio…

Recuerda:

  • El fisioterapeuta es un especialista médico con formación para corregir lesiones, mientras que el masajista nos proporciona bienestar y relajación.
  • El masajista es ideal para relajarnos y sentir nuestro cuerpo en armonía ya que hay masajes drenantes que ayudan a problemas como la retención de líquidos.

 

Compartir

Deja una respuesta