Tipos de dolor de espalda: ¿qué significa cada uno de ellos?

0

El dolor de espalda está considerado como el principal problema de salud crónico en España. Existen diferentes tipos de dolor de espalda dependiendo principalmente de la causa del dolor y de la región del cuerpo donde duele. 

Clasificación de los dolores de espalda en función de la causa

Si atendemos a la causa del dolor de espalda, se puede dividir en:

  • Mecánico. Es más fuerte con el movimiento y baja de intensidad o desaparece con el reposo. Tiene un origen inespecífico, aunque suele aparecer cuando se permanece en la misma posición durante mucho tiempo. Es el más habitual pues constituye el 90% de los casos de dolor de espalda.
  • No desaparece con el reposo y se reduce con la actividad. Se trata de un dolor habitual en pacientes con artritis.
  • Neuropático. Duele cuando se comprime un nervio. Es esencialmente nocturno.

Tipos de dolores de espalda según la región del cuerpo

Tomando como punto de inicio la parte superior del cuerpo, los dolores de espalda se puede dividir en:

  • Es el dolor localizado en la columna cervical. Se conoce a este dolor como cervicalgia y su forma más habitual es la tortícolis que está causada por problemas en la musculatura paravertebral o en el trapecio. Los grandes enemigos de la columna cervical suelen ser el estrés y el mantenimiento de posturas forzadas para el cuello durante un tiempo prolongado.
  • Está relacionado con sobreesfuerzos o una mala higiene postural. Si el dolor es fuerte indica que está afectado el nervio intercostal y, en ese caso, sólo el respirar produce molestias.
  • Es el tipo más frecuente pues afecta al 82% de las personas que sufren dolor de espalda. En la mayor parte de los casos, el dolor aparece por un trauma o lesión aunque también por causas degenerativas asociadas a la edad como artritis, osteoporosis, infecciones virales, irritación de las articulaciones o anormalidades congénitas. Otras causas que motivan la aparición del dolor lumbar son la obesidad, estrés, fumar, aumento de peso durante el embarazo, posturas incorrectas o mala posición al dormir. El lumbago es el tipo más representativo.
  • Torácico. A mitad de la espalda. La columna vertebral en esta zona actúa como soporte de la caja torácica y contiene vértebras más rígidas que todas las demás, así que cualquier problema en esta zona puede causar dolor y rigidez.

Además de los tipos descritos, se pueden unir a esta lista otros dos subtipos como son la hernia discal, que se produce cuando los discos intervertebrales (amortiguadores de las vértebras) sobresalen y presionan nervios provocando dolor, falta de movilidad y malestar; y la ciática, ocasionada cuando un disco herniado presiona el nervio ciático y produce un dolor fuerte que abarca toda la pierna.

Diferencias entre el dolor agudo y crónico de espalda

Para diferenciar entre un dolor agudo y uno crónico de espalda, la referencia hay que buscarla en la duración del dolor:

  • Agudo. Dura menos de seis semanas.
  • De seis semanas a tres meses.
  • Crónico. Más de tres meses.
  • Cuando se repiten los dolores agudos con tres meses de diferencia entre un dolor y otro.

El tipo de dolor de espalda más común es el que dura menos de tres meses, es decir, agudo y subagudo.

Actividades diarias que pueden causar dolor de espalda

Son muchas las actividades del día a día que pueden causar dolor de espalda como, por ejemplo:

  • Inclinarse de manera brusca.
  • Levantar, empujar o tirar de un objeto pesado de manera incorrecta.
  • Una mala postura al sentarse, ya sea frente al ordenador o la televisión.
  • Permanecer de pie o agachado durante mucho tiempo. En estas posiciones la columna vertebral y los músculos que la mantienen en su sitio sufrirán mucho a costa de la presión que se está ejerciendo solo por estar en esas posiciones.
  • Conducir durante muchas horas

Consejos básicos para prevenir el dolor de espalda

Existe una dupla de oro para prevenir o combatir los dolores de espalda: vida sana y ejercicios. Así, hay que evitar una inactividad larga y realizar un mínimo de ejercicio. En el caso del ejercicio el más indicado es la natación pues es donde menos sufren, huesos, articulaciones y la espalda en general al disminuir drásticamente la presión de la gravedad.

Además, del ejercicio activo es importante también fomentar la elasticidad muscular, gran ayuda para nuestra columna vertebral. En este sentido, disciplinas como yoga o pilates están especialmente recomendados.

Recuerda:

  • El 94% de las personas sufre o sufrirá problemas de espalda a lo largo de su vida.
  • Los dolores de espalda se clasifican por la causa que los produce o por el lugar en el que se producen
  • El dolor más habitual es el lumbar pues afecta al 82% de las personas que sufren dolor de espalda
  • El dolor de espalda puede ser cervical, dorsal, lumbar y torácico. Además, se pueden distinguir otros dos subtipos: ciática y hernia discal.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados