Rosácea y cuperosis: qué son, síntomas y cómo mejorar su aspecto

0

La rosácea y la cuperosis, que es una forma de rosácea, son un tipo de afección bastante común que se da cuando hay una alteración del sistema venoso facial y, como consecuencia, aparecen rojeces o vasos visibles.

La rosácea y la cuperosis muchas veces están causadas por factores genéticos haciendo que las personas de piel muy clara y fina sean más propensas a padecerla, especialmente las mujeres.

A veces, se asocian con causas externas climatológicas y medioambientales, como la exposición a los rayos ultravioletas, los cambios bruscos de temperatura o la contaminación. Igualmente, hay productos químicos que usamos en nuestro a día, como jabones o maquillajes, que favorecen su aparición o su gravedad.

En otros casos también la aparición de rojeces está relacionado con las comidas muy picantes o gran cantidad de alcohol. Además, hay factores internos determinantes como el aumento de estrés o determinadas emociones.

Síntomas de la rosácea y la cuperosis:

  • Rojeces temporales provocados por el flujo de sangre en la cara.
  • Ronchas en la piel de la cara que aparecen en forma de brotes.
  • Hay un tipo muy específico de rosácea que afecta exclusivamente a los hombres haciendo que aparezca una nariz gruesa y deformada.
  • Rojeces de carácter permanente en las mejillas.
  • Capilares sanguíneos
  • Aparición de granos rojos, muchas veces infectados.

Cómo mejorar su aspecto con 8 consejos:

  1. No se deben usar productos cosméticos que favorezcan la circulación sanguínea como los exfoliantes o peelings.
  2. Utilizar maquillaje con pigmentos verdes que neutralice las rojeces.
  3. Usar productos suaves adecuados para la piel con componentes de efecto calmante como el té verde, pepino o ácido hialurónico.
  4. Calmar la piel con cremas antiirritantes.
  5. Evitar exponernos al sol cuando en nuestra piel aparezcan este tipo de síntomas.
  6. Proteger la piel de los factores externos climáticos, utilizando protección solar.
  7. Podemos optar por tratamientos láser en el caso de la cuperosis en estado avanzado.
  8. Evitar alimentos muy picantes que favorecen la aparición de rojeces y reducir el consumo de alcohol.

Recuerda:

  • La rosácea y la cuperosis se manifiestan con rojeces en la piel en la zona de la cara especialmente.
  • Es importante utilizar productos adecuados para el cuidado de la piel que no la irriten o favorezcan el flujo sanguíneo.
  • Debemos prestar atención a los cambios climáticos bruscos o los rayos ultravioletas que pueden favorecer la aparición de la rosácea y la cuperosis.
Compartir

Los comentarios están cerrados