Ovarios poliquísticos: qué son, síntomas y tratamientos

0

El síndrome del ovario poliquístico (SOP) es una enfermedad en la cual las mujeres tenemos un desequilibrio de las hormonas sexuales femeninas. Esto provoca que los óvulos no se liberen completamente desarrollados o maduros.

La causa principal de que se desarrolle esta enfermedad está relacionada con dos hormonas:

  • Los estrógenos y la progesterona: las hormonas que ayudan a los ovarios en la liberación de óvulos.
  • Los andrógenos: una hormona masculina que se encuentra en las mujeres en pequeñas cantidades.

Durante el ciclo menstrual, normalmente, se liberan uno o más óvulos dos semanas después del comienzo del ciclo menstrual. Sin embargo, cuando padecemos el síndrome del ovario poliquístico esto no ocurre, por lo que los óvulos maduros no se liberan debido a que poseemos más andrógenos que estrógenos. Así, los óvulos permanecen en el útero recubiertos por una cantidad de líquido. Por tanto, cuando tenemos esta enfermedad, nuestros periodos son irregulares e incluso podemos estar varias semanas sin menstruación.

Esta enfermedad suele diagnosticarse entre los 20 y 30 años, o incluso mientras somos adolescentes, y suele aparecer en mujeres con antecedentes familiares (madres o hermanas).

Síntomas del síndrome del ovario poliquístico:

Aunque depende mucho de la mujer, los síntomas suelen comenzar dos años después del inicio del periodo. El síntoma más frecuente y más claro es tener periodos menstruales irregulares o faltas en la menstruación debido a la carencia de ovulación. No obstante, el desequilibrio hormonal puede desencadenar cambios en todo el cuerpo. Algunos de los síntomas presentes son:

  • Periodos muy fuertes o irregulares.
  • Aumento de peso, obesidad o dificultad para mantener un peso normal.
  • Hirsutismo: enfermedad en la que tenemos exceso de vello en el rostro, pecho, abdomen, el área del pezón o la espalda.
  • Perdida del cabello.
  • Acné y poros obstruidos.
  • Oscurecimiento y engrosamiento de la piel de alrededor de cuello, las axilas o los senos.
  • Concentración elevada de azúcar en sangre lo que puede producir hipertensión, colesterol alto o diabetes.

Complicaciones del síndrome del ovario poliquístico:

Esta enfermedad puede desencadenar algunas complicaciones como:

  • Infertilidad.
  • Diabetes.
  • Sobrepeso.
  • Ansiedad y depresión.

Tratamiento:

No existe cura para este síndrome aunque sí que existen muchos tratamientos para sus síntomas o complicaciones:

  • Si padecemos sobrepeso u obesidad es recomendable que perdamos peso ya que así se reducen las posibilidades de padecer hipertensión o diabetes. Además, el ejercicio es una gran forma de combatir el aumento de peso, así como una forma de reducir la hinchazón, otro de los síntomas que a veces experimentan las chicas que padecen esta afección.
  • Se suele recomendar anticonceptivos orales para equilibrar las concentraciones hormonales en el organismo y regular el ciclo menstrual. También pueden ayudar a controlar el acné y el crecimiento excesivo del vello. Para que nos receten estas pastillas debemos primero consultar con nuestro médico o ginecólogo.
  • Otro medicamento que se recomienda para esta afección son los antiandrógenos que contrarrestan los efectos del exceso de andrógenos en el organismo. Además, ayudan también a aliviar los problemas de piel y de crecimiento del vello.
  • Los síntomas de esta enfermedad pueden producir ansiedad y depresión. Por tanto, es recomendable hablar con un terapeuta u otro profesional de la salud mental.

Recuerda:

  • El síndrome del ovario poliquístico consiste en un alto nivel de andrógenos en nuestro cuerpo que dificultan que los ovarios liberan óvulos completamente desarrollados o maduros.
  • El síntoma más frecuente son los periodos menstruales irregulares o las faltas de menstruación.
  • Algunas de las complicaciones que pueden desencadenar esta enfermedad son infertilidad, diabetes o sobrepeso.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados