Mitos sobre el asma

0

Según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el asma es una enfermedad crónica que provoca inflamación y estrechamiento de las vías que conducen el aire a los pulmones. En función del qué lo desencadena nos encontramos con varios tipos de asma, con sus síntomas y tratamientos. ¿Conoces algunos de los mitos sobre el asma más comunes? 

En la actualidad no se dispone de un tratamiento curativo para el asma, pero sí que con un control médico, una medicación adecuada, un conocimiento de la enfermedad y una vida saludable evitando lo máximo posible las causas que lo generan, es posible convivir con la enfermedad.

 Mitos sobre el asma

Desde que se conoce el asma, mucho se ha dicho sobre ella, mitos y creencias que se han ido descartando con el tiempo:

  1. El asma es una enfermedad que está en la mente: la causa última del asma no se conoce a ciencia cierta, pero sí que hay una serie de factores genéticos y medioambientales. Durante mucho tiempo se ha pensado que podría ser una enfermedad psicosomática.
  2. Las personas con asma no deben hacer ejercicio: el asma y el ejercicio no son incompatibles. Puede ser beneficioso para nuestra salud. Es recomendable consultar con el médico cuál es el ejercicio que más nos conviene para nuestro tipo de asma.
  3. Las personas superar el asma con los años: que la enfermedad esté controlada no quiere decir que la enfermedad haya desaparecido.
  4. Solo es necesario inhalador cuando sufrimos un ataque: hay algunos que son de uso diario, como parte del tratamiento.
  5. El asma es una enfermedad de fácil control: todo dependerá de la capacidad de control de la enfermedad, del fácil acceso al tratamiento y de la posibilidad de llevar una vida saludable.
  6. Si no hay silbido, no hay asma: es uno de los síntomas, no el único. Es necesario tener claro cuáles son los síntomas del asma y cómo podemos diferenciarla de otra enfermedad respiratoria.
  7. El asma es una enfermedad contagiosa: El asma es una enfermedad autoinmune, no es contagiosa.
  8. Comerse un pez vivo no cura el asma: en la India hace 159 años un sacerdote hindú recomendaba los pacientes con asma la medicina del pez. Se trataba de tragar tres pequeños peces vivos.

Recuerda:

  • El asma es una enfermedad crónica que provoca inflamación y estrechamiento de las vías que conducen el aire a los pulmones.
  • Hay diferentes tipos de asma, con sus síntomas y tratamientos.
  • Hay muchos mitos alrededor.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados