¿Por qué es importante conocer cómo pisamos? Estudio biomecánico de la pisada

0

Pisar bien es importante para nuestra calidad de vida. Independientemente de que seamos profesionales del deporte o no, pisar de forma incorrecta puede causarnos lesiones. Por eso, es importante realizar un estudio biomecánico de la pisada que nos dará información sobre nuestra forma de caminar y, además, nos permitirá analizar los movimientos que se producen en el cuerpo, durante la marcha, con respecto a la cadera, rodilla o espalda.

¿Pronador, supinador o neutro, cómo es nuestra pisada?

La forma en la que plantamos el pie es propia e individual, casi tan característica como la huella dactilar. Tener en cuenta a qué categoría de pisada pertenecemos nos ayudará a elegir un calzado correcto que nos proteja de dolencias.

  • Pronador: consiste en juntar las piernas al caminar haciendo que todo el peso de la pisada recaiga sobre la parte interna de la planta del pie. Cuando esta inclinación es pronunciada se denomina sobrepronador.
  • Supinador: cuando apoyamos la parte externa del pie. Por ello, degastaremos la parte lateral externa del zapato y no únicamente el talón.
  • Neutro: conocido como pie normal o universal consiste en pisar de forma plana, sin sobrecargar ninguna de las dos partes. Por lo que nuestro caminar dará la sensación de recto o lineal.

Factores de riesgo 

Existen determinados elementos que nos empujan a pisar de una forma incorrecta y depende de nosotros conocerlos para poder corregirlos. Además, factores externos como el tipo de calzado o la superficie del terreno, pueden determinar la manera en que caminamos.

En el caso de practicar ejercicio, el equipamiento deportivo es vital para que tengamos una correcta salud plantar. Por ejemplo, es más recomendable correr sobre una superficie de tierra o goma que sobre el asfalto, pues los primeros amortiguan nuestra pisada.

Por otro lado, hay características internas que condicionan nuestra forma de pisar como el peso, la condición física, problemas de salud, la manera en la que entrenamos y nuestra situación anímica. Otra circunstancia que nos lleva a sobrecargar la pisada es tener una alineación errónea, como los pies planos.

Estudio Biomecánico de la pisada

El estudio biomecánico de la marcha es un diagnóstico del estado de nuestros pies y de su relación con otras partes de nuestro cuerpo (rodillas, caderas o la columna vertebral) para evitar que una mala pisada repercuta negativamente en nuestra salud.

Pisar de forma errónea puede ser el causante de lesiones como:

  • Tendinitis.
  • Esguinces.
  • Fascias plantares.
  • Facturas por estrés.
  • Sobrecargas musculares.
  • Basculaciones pélvicas.
  • Condropatías.

Para evitarlas deberemos acudir al podólogo para que nos realice un estudio de nuestra pisada, que consiste en:

  1. Historial del paciente: conocer el historial clínico del paciente, su actividad deportiva, el tipo de calzado que usa, lesiones, peso, altura, etc, son fundamentales para comenzar el estudio.
  2. Exploración física: en una camilla se evaluará nuestra condición muscular y articular.
  3. Análisis estático: sobre una plataforma de presiones, se radiografiará nuestra planta del pie para que el especialista pueda evaluar el reparto del peso en reposo.
  4. Análisis dinámico: nos situaremos sobre la misma máquina pero esta vez caminaremos o correremos para ver cómo pisamos en movimiento.

Toda esta información será recogida y evaluada por el especialista que realizará un informe médico con las posibles prescripciones que mejoren nuestra forma de caminar.

Recuerda.

  • El estudio biomecánico de la pisada nos ayudará a conocer y mejorar la forma con la que pisamos.
  • Pisar de forma incorrecta puede derivar en dolencias físicas, como fascias plantares, esguinces o tendinitis, entre otras.

 

Compartir

Deja una respuesta