Enfermedades del hígado: síntomas y recomendaciones

Enfermedades del hígado: síntomas y recomendaciones

0

El hígado realiza muchas funciones importantes de nuestro cuerpo como depurar la sangre eliminando toxinas y células que ya no son útiles; ayuda a sintetizar los glúcidos y los lípidos, o almacena vitaminas, necesarias para obtener energía. Por ello, es muy importante cuidarlo si queremos conservar el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Algunos de los síntomas que podemos experimentar como causa del mal funcionamiento de nuestro hígado son las náuseas, dolor en la parte superior del abdomen ya que es donde se sitúa el hígado, decoloración de la piel (ictericia), fatiga y debilidad; o fiebre. Si nos encontramos cansados e hinchados y tenemos fiebre puede que se deba a una infección, por tanto, es muy importante acudir al médico.

Tipo de enfermedades del hígado

Todas las enfermedades que afectan al hígado tienen los mismos síntomas, sin embargo, se diferencian en tres tipos:

  • Enfermedades causadas por un virus: Hepatitis A, Hepatitis B, Hepatitis C. Todas consisten en una inflamación del hígado. La hepatitis A y B pueden mejorarse por sí solo, sin embargo, la hepatitis C puede durar toda la vida y dar lugar a cirrosis o cáncer del hígado.
  • Enfermedades causadas por el consumo excesivo de alcohol o el sobrepeso son el hígado graso (esteatosis hepática) o cirrosis: el hígado graso, se trata de la acumulación de triglicéridos en el hígado que puede eliminarse mediante una buena alimentación, ejercicio y la pérdida de peso. La cirrosis consiste en un conjunto de cicatrices en el hígado que no dejan que funcione correctamente. Aunque la cirrosis no tiene cura sí que podemos frenar su avance mediante la eliminación total del consumo de alcohol, no excederse con los medicamentos, comer frutas y verduras y tomar poca sal y proteínas.
  • Cáncer de hígado: puede generarse a través de la Hepatitis B o C, cirrosis, obesidad y diabetes o consumir grandes cantidades de alcohol.
  • Enfermedades hereditarias como la hemocromatosis (exceso de hierro) y la enfermedad de Wilson (exceso de cobre).

Consejos para cuidar de nuestro hígado

Si tenemos una buena alimentación y unos hábitos saludables podremos evitar dañar nuestro hígado. De manera que debemos seguir estos consejos:

  • Llevar una dieta equilibrada con bajo consumo de grasas y alimentos ricos en azúcar.
  • Es necesario que incluyamos en nuestra alimentación frutas y verduras frescas. Además, el consumo de alimentos ricos en antioxidantes como la fresa, la manzana y los frutos secos, ayudan a depurar el cuerpo de forma que no se acumula grasa en el cuerpo.
  • Beber abundante agua para ayudar a nuestro hígado a eliminar toxinas. Además, debemos reducir el consumo de bebidas azucaradas o zumos envasados.
  • Modera el consumo de bebidas alcohólicas. Si consumes grandes ingestas de alcohol puedes llegar a padecer cáncer de hígado o cirrosis.
  • Tomar medicamentos sólo cuando nuestro médico nos lo indique ya que si nos excedemos puede afectar directamente al hígado ya que no lo digiere de forma correcta.
  • Evita los alimentos fritos, congelados y grandes ingestas de proteínas y carbohidratos

Recuerda:

  • No debemos excedernos con el alcohol.
  • Llevar una dieta equilibrada y evitar los alimentos congelados y fritos.
  • Incluir verduras y frutas en nuestra dieta.
  • Tomar medicamentos sólo cuando nos lo recete nuestro médico.

 

Compartir

Deja una respuesta