Embarazo y COVID-19: cómo cuidarse en época de confinamiento

0

El embarazo supone toda una experiencia para la madre y una etapa de cambios. Por ello, recibir un cuidado adecuado durante la gestación favorece una buena salud tanto para la madre como para el bebé. Actualmente, las embarazadas son grupo de riesgo, según el Ministerio de Sanidad, que ante las dudas sobre el embarazo y COVID-19 ha publicado una guía de información y pautas durante el embarazo.

Embarazo y COVID-19:

  • Los datos de los que se disponen hoy en día indican que las pacientes embarazadas registradas se infectaron en el 3º trimestre y su cuadro clínico no parece ser más grave que en el resto de la población.
  • No hay evidencia de transmisión vertical, es decir, de la madre al feto.
  • Tan sólo se ha descrito infección del neonato en un caso, alterando la infección en el curso del 3º trimestre.
  • Las embarazadas no parecen ser más susceptibles de contagiarse que el resto de la población. Por tanto, su riesgo de transmisión a través de un familiar es el mismo.
  • Es recomendable seguir controles y consultas habituales. Sobre todo, aquellos que consideramos imprescindibles.
  • Es necesario a las ecografías y controles pautados sin familiares. El equipo de Ginecología y Obstetricia tomará las medidas necesarias de desinfección, distancia de seguridad y mascarilla para todo el personal que te atienda.

Recomendaciones para el embarazo y COVID-19

Las embarazadas deben seguir las mismas recomendaciones de salud e higiene que recomiendan las autoridades sanitarias, pero las recordamos:

  • Higiene de manos de mayor frecuencia.
  • Al toser o estornudar cubrirse la nariz y la boca con el codo flexionado.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca ya que las manos facilitan la transmisión.
  • Usar pañuelos desechables.
  • Evitar aglomeraciones y transporte público
  • Limitar las relaciones sociales y viajes que no sean necesarios.

La infección perinatal por coronavirus puede tener efectos adversos sobre los recién nacidos, como pérdida del bienestar fetal, parto prematuro, distrés respiratorio o trombocitopenia, acompañado de alteración de la función hepática.

¿Qué comer durante el embarazo para cuidar del bebé?

No existe un tratamiento nutricional que proteja al bebé durante esta etapa, pero sí que existen una serie de pautas a seguir que están dirigidas a prevenir el contagio de la madre y a cuidar de la salud de la vida que se está gestando.

La alimentación saludable, y por tanto beneficiosa para el bebé y para la madre, es aquella que es variada y equilibrada y basada en el consumo de alimentos de origen vegetal como frutas, verduras, legumbres, cereales y sus productos derivados. En menor medida se deben consumir aquellos alimentos de origen animal como carnes, pescados y huevos.

En el caso concreto de embarazo y COVID-19, para evitar contagiarse durante este tiempo, las embarazadas deben realizar una limpieza profunda de los alimentos y procurar cocinarlos. Se mantienen los mismos consejos como no consumir productos crudos ni alcohol.

Recomendaciones clave de alimentación durante el embarazo

Las siguientes recomendaciones podrían aplicarse igualmente a personas que no estén embarazadas, puesto que seguir una dieta equilibrada es saludable para todos con el objetivo mantener las defensas en guardia y poder combatir los virus.

  1. Hidratarse correctamente bebiendo unos dos litros de agua al día.
  2. Tomar cinco piezas de fruta o verdura al día. Si se cumple, el cuerpo lo nota y el bebé también. No olvidar que se debemos lavarlas con agua y jabón antes de consumir y las frutas se deben pelar.
  3. Consumir productos integrales y legumbres. No obstante, se deber evitar aquellos que contengan azúcares.
  4. Consumir lácteos bajos en grasa puesto que son productos de origen animal y deben limitarse.
  5. Realizar un consumo moderado de carne roja, consumir de dos a tres veces a la semana pescado blanco y de tres a cuatro veces como máximo huevo.
  6. El aporte de fibra y minerales vendrá de la mano del consumo de frutos secos y del aceite de oliva. Se deben evitar aquellos frutos secos fritos, salados o endulzados.

Lactancia materna

Una vez se ha dado a luz, se debe seguir cuidando la alimentación puesto que lo que se consume afecta a la leche materna. Se ha demostrado que esta es un alimento óptimo para la nutrición de los recién nacidos en los primeros meses de vida y, por ello, debemos procurar mantener una dieta saludable para que el bebé se mantenga bien alimentado y comience a fortalecerse.

Por otro lado, no está comprobado que se transmitan virus a través la leche materna.

En la actualidad hay poca información sobre el coronavirus en el embarazo, la recomendación es siempre acudir a nuestro médico para que vayamos tomando paso a paso las mejores decisiones.

Recuerda:

  • Las embarazadas son personas de riesgo en la situación actual del COVID-19.
  • Deben seguir las normas de higiene y seguridad marcadas por los organismos sanitarios en relación de embarazo y COVID-19.
  • Cualquier duda o paso, es mejor acudir al profesional sanitario que monitoriza el embarazo.
  • Mantener una buena alimentación resulta fundamental en cualquier estado en el que uno se encuentre.
  • Las embarazadas deben procurar ser más estrictas con la alimentación y limpiar a fondo los alimentos para evitar el contagio.

 

Compartir

Los comentarios están cerrados