Cómo mantener los dientes sanos en verano

0

La higiene bucal es un aspecto fundamental que hay que cuidar de forma diaria. Lucir una bonita sonrisa, a parte de una cuestión estética, también es una cuestión de salud. El tener unos malos hábitos de higiene dental puede ocasionarnos graves problemas.

Verano e higiene bucodental

Con la llegada del calor, se suele pasar más tiempo fuera de casa y con ello es probable que en más de una ocasión nos encontremos sin el cepillo de dientes para poder lavárnoslos después de comer. Además, durante esta época del año se consume una mayor cantidad de productos que contienen azúcar como helados, granizados, zumos y refrescos y esto también puede hacer aumentar el riesgo de que aparezcan las tan conocidas caries.

Si se suman todos estos factores, podemos ver que a medida que avanza el verano la salud bucodental puede verse resentida, apareciendo también otros problemas como la gingivitis o la sensibilidad dental.

5 Hábitos saludables para nuestros dientes

Por ello, y para garantizar que la boca permanezca siempre en el mejor estado posible, es importante seguir una serie de sencillas rutinas.

  • Cepillar los dientes (y la lengua) después de cada comida. Con esta práctica evitaremos que queden restos de comida en los dientes y mantendremos nuestra boca limpia de forma continua.
  • Utilizar hilo dental. Esto nos ayudará a eliminar los restos de comida que no hemos podido quitar con el cepillo. Con ello también reduciremos el riesgo de tener caries interdentales. Pero tampoco debemos abusar de este producto, ya que podría irritar las encías.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura en los alimentos. Esto ayudará a reducir las probabilidades de sufrir sensibilidad dental. En el caso de los refrescos, se puede utilizar una pajita para consumirlos. Además, esto también contribuirá a reducir la probabilidad de tener caries.
  • Acudir al dentista para una revisión. Este aspecto es importante, especialmente al principio de verano, porque él será el encargado de informarnos de si tenemos algún problema, si necesitamos aplicar algún cuidado especial en la boca o si debemos evitar consumir determinados tipos de alimentos típicos del verano.
  • Beber mucha agua. El aguaes también un elemento esencial para la salud bucodental ya que su ingesta favorece una buena hidratación de las encías y de las mucosas.

Consumo de alimentos adecuados para nuestra boca durante el verano

Por otro lado, consumir determinados alimentos típicos del verano también favorece nuestra salud bucodental y nos ayuda a prevenir enfermedades propias de esta zona.  En este sentido, podemos comer frutas como el melón o la sandía, las sardinas, las ensaladas o los productos lácteos. El melón y la sandía contienen más del 90% por ciento de agua, son frutas ricas en vitaminas A y C, así como en minerales como el potasio. Además, el melón destaca por ser rico en vitaminas del grupo B y, una de ellas, el ácido fólico, que previene la formación de úlceras en la boca.

Por otro lado, pescados como las sardinas contienen flúor que ayuda a prevenir la aparición de caries y, aquellos que tienen ácidos grasos Omega 3, permiten controlar la inflamación gingival. Del mismo modo, el tomate ayuda a prevenir diferentes tipos de cáncer, entre ellos el de boca, y los lácteos aportan calcio, además de vitaminas A y B.

Cabe destacar que este tipo de alimentos también contribuyen a tener una sonrisa más blanca durante el verano.

Problemas bucodentales

De no seguir unos hábitos saludables en nuestra boca, podemos poner en riesgo la salud de nuestros dientes e incluso nuestra salud en general. En este sentido, podemos desarrollar desde una caries que termine con la pérdida de un diente, hasta una infección que se extienda a otras partes de nuestra boca o cuerpo.

Recuerda:

  • Es importante que cepillemos dientes y lengua después de cada comida para evitar que permanezcan restos de comida en la boca.
  • Consumir determinados tipos de alimentos favorecerá la salud bucal y ayudará a lucir una sonrisa más blanca.
  • Acude a un especialista de forma periódica para que revise la salud de tu boca.

 

Compartir

Deja una respuesta