Diabetes: preparados ante el COVID-19

0

La diabetes es una enfermedad crónica que afecta a un porcentaje considerable de la población. Se calcula que para 2030, 522 millones de personas padecerán esta enfermedad. Esta se caracteriza por el aumento de los niveles de azúcar en sangre y por ello resulta importante su control. Cómo actuar ante la COVID-19 y diabetes. 

Ante el virus que está asolando al mundo entero, la COVID-19, se plantea si esta enfermedad supone un mayor riesgo para contraerla. La Sociedad Española de Diabetes ha afirmado que la diabetes por sí misma no es un factor de riesgo para contraer la infección por coronavirus, pero sí es recomendable vigilar más de cerca los niveles de glucosa.

Diabetes y coronavirus, recomendaciones: 

Recomiendan informarse sobre el virus, sobre cómo prevenirlo y cómo reconocer los síntomas para así, reducir el clima de preocupación entre los afectados por diabetes. Además de seguir las mismas precauciones como lavarse las manos con frecuencia, los diabéticos deben mantener un mejor control metabólico con el objetivo de evitar en caso de contagio inesperado una peor evolución clínica de la enfermedad vírica.

Los pacientes que padecen diabetes y disponen de un dispositivo de monitorización de la glucosa, deben aumentar la frecuencia de comprobaciones diarias porque, ante una infección, suben los niveles de azúcar. En el caso de padecer la enfermedad y estar embarazada, se debe comprobar si se posee cuerpos cetónicos en sangre si aumenta la glucosa.

Por último, como recomendación para estas personas, se debe programar la medicación necesaria para los próximos días, y así evitar cualquier situación que pueda afectar a la salud del paciente.

Medidas de precaución

A pesar de las precauciones que se puedan tomar y de que padecer diabetes no es factor de riesgo para el contagio, sí que se incrementa el riesgo de la letalidad de la enfermedad en personas mayores de 50 años. Una diabetes mal controlada puede afectar a la hora de tratar el coronavirus porque el cuerpo no está en las mejores condiciones posibles. Por ello se incide en el exhaustivo control metabólico. No obstante, los diabéticos no deben alarmarse ni estar asustados si siguen las mismas medidas que el resto de la población:

  1. Lavarse las manos con frecuencia.
  2. Taparse la boca con el antebrazo a la hora de estornudar.
  3. Mantener una dieta saludable.

Por tanto, no debe cundir el pánico. La prevención, la información, la gestión personal de la situación y el dispositivo para medir la glucosa son las herramientas de las que se debe servir cualquier afectado por la enfermedad para una mayor tranquilidad y para poder afrontar el coronavirus de forma positiva y sin preocupación.

Recuerda:

  • La diabetes es una enfermedad que provoca el aumento de los niveles de glucosa en sangre.
  • A modo de precaución, se debe controlar de forma más frecuente los niveles de azúcar.
  • Se deben seguir las medidas del Ministerio de Sanidad para prevenir contraer el COVID-19.

 

 

Compartir

Los comentarios están cerrados