Diabetes gestacional: qué es y cómo puedo prevenirla

0

La diabetes gestacional suele aparecer en torno a la semana 24 ó 28 de embarazo sin necesidad de que hayamos sufrido esta enfermedad previamente. Esta patología puede acarrear graves consecuencias para nuestra salud y la de nuestro bebé. Por eso conocer las causas y las consecuencias nos ayudará a estar más preparadas.

Causas de la diabetes gestacional

La diabetes gestacional puede presentarse como consecuencia de los cambios hormonales que sufrimos durante el embarazo. En el primer trimestre aumenta nuestra azúcar en sangre como respuesta a las necesidades de desarrollo y crecimiento de nuestro bebé, quien demanda en torno al 50% de nuestra glucosa.

Por ello, para favorecer este aporte extra de energía nuestro cuerpo desarrolla una gran resistencia a la insulina. Es decir, se eleva la concentración de azúcar en sangre durante un mayor periodo de tiempo.

Además, existen determinados factores que nos hacen propensas a padecer esta patología, como sufrir obesidad, tener antecedentes de cualquier tipo de diabetes en nuestra familia o ser mayores de 35 años. Otro riesgo que nos hace sensibles a su desarrollo es haber sufrido diabetes gestacional en embarazados anteriores, abortos o haber dado a luz a bebés con un peso superior a los 4 kilos.

Riesgos

Es muy importante que llevemos un registro y que tratemos de controlar la cantidad de glucosa en sangre. Tratar de evitar o minimizar las consecuencias de la diabetes gestacional nos ayudará a reducir los peligros para ambos.

  • Riesgos para el bebé: 
    • el bebé puede que nazca con un exceso de grasa corporal. 
    • incremento en la probabilidad de que nos tengan que practicar una cesárea.
    • después del parto nuestro bebé puede sufrir una hipoglucemia como consecuencia de la cantidad de azúcar que ha sintetizado durante el embarazo.
  • Riesgos para la madre: 
    • aparición de problemas de hipertensión.
    • desprendimiento de placenta.
    • incremento del líquido amniótico.
    • partos prematuros.

Recomendaciones

Una vez que conocemos los riesgos y las causas que provoca la diabetes durante el embarazo es importante que conozcamos qué podemos hacer para evitarla.

  • Practicar deporte. Nos ayuda a controlar la glucosa en sangre y nos mantendrá en buena forma durante el embarazo lo que reducirá la posibilidad de sufrir otras patologías, como la preeclampsia.
  • Llevar una buena alimentación. Las ventajas de una dieta mediterránea y saludable nos ayudarán a controlar la cantidad de azúcar en nuestro organismo.
  • Vigilar nuestra salud. Someternos a exámenes médicos continuos nos permitirá conocer los niveles de nuestra sangre. Visitar al especialista nos ayudará a saber qué podemos hacer para estar sanas y proteger a nuestro bebé.

Recuerda:

  • La diabetes gestacional es una patología que se desarrolla en torno a la semana 24 de embarazo, sin necesidad de haberla padecido previamente.
  • Puede acarrear graves problemas tanto para la salud de nuestro bebé como para la nuestra.

 

Compartir

Deja una respuesta