¿Qué hacer si se rompe un diente?

0

Los dientes juegan un papel fundamental en nuestra salud en general, ya no solo física sino también psicológica, ya que lucir una bonita sonrisa nos puede afectar directamente a la autoestima. Por eso es esencial mantener una buena salud bucodental y acudir al menos una vez al año al odontólogo para realizarnos una revisión. El estado de nuestra boca puede funcionar como señal para indicarnos si nos encontramos en riesgo de sufrir otras enfermedades, incluso, una patología crónica.

Aunque mantengamos una correcta rutina bucodental en nuestra vida podemos sufrir accidentes imprevistos como la ruptura de un diente, ya sea porque nos hemos caído, resbalado o por masticar algún alimento demasiado duro. Estas situaciones son más comunes de lo que pensamos y no hay por qué alarmarse si sabemos actuar de forma correcta, por eso aquí tienes un “protocolo” de cómo solventar los problemas y comportarte ante esta situación.

¿Cómo actuar?

¡Qué no cunda el pánico! Está claro que es una situación difícil de afrontar, por lo que el consejo más importante es que mantengamos la calma desde el primer momento, tanto si sufrimos el problema nosotros como si se trata de la persona con la que nos encontramos. Un momento de estrés puede bloquearnos y llevarnos a no actuar correctamente.

La rotura de un diente es un asunto urgente que va más allá del factor estético, la visita al dentista es obligada porque si no se trata pronto puede ocasionar incluso la pérdida total de la pieza dental o también, otras patologías e infecciones bucodentales.

Como en esta ocasión no queremos recibir la visita del ratoncito Pérez, es recomendable tener algunas nociones básicas de cómo reaccionar ante una rotura dental y evitar así futuras consecuencias negativas. Respecto al fragmento del diente desprendido es importante buscarlo y manipularlo lo menos posible. Una solución para cuidar el diente es mantenerlo en leche desnatada o suero fisiológico y en ningún caso mojarlo con agua ni llevarlo seco, el dentista valorará el alcance de la lesión y si se puede hacer algo con el fragmento.

La persona que sufre este accidente también tiene que mantener precauciones para mejorar su estado y que no sufra problemas derivados. Es aconsejable tomar analgésicos o antiinflamatorios y enjuagar la boca con agua y sal para evitar infecciones. Si el diente se ha partido lo mejor es cubrir la superficie con cera dental para impedir un corte en la lengua o en la parte interna de la mejilla. Y por último, hay que evitar comer si se puede y sino consumir alimentos en formato líquido o purés.

El tratamiento de un diente roto o astillado dependerá de la gravedad del daño. Entre los métodos más comunes de reparación que existen podemos encontrar el relleno o unión, la corona dental, las carillas, o en un caso más grave, una endodoncia.

¡Con estas soluciones podrás volver a lucir tu sonrisa como si nada hubiera pasado!

Compartir

Deja una respuesta