6 consejos para proteger a nuestras mascotas del frío y evitar que se resfríen

0

Al igual que pasa con las altas temperaturas, el frío no solo nos afecta a nosotros, sino también a nuestras mascotas. Aunque ellos estén preparados naturalmente gracias sus capas de pelo y grasa, a veces no ses suficiente. Además, cuanto menos pelaje y sebo tengan, peor soportarán el frío.

Los cachorros y los mayores son aquellos que suelen verse más afectados por las inclemencias y del tiempo, que pueden causarles serios problemas como resfriados o infecciones.

Consejos para proteger a nuestras mascotas del frío

Lo primero que debemos hacer es conocer las características de la raza de nuestra mascota. En este sentido, algunos perros como los San Bernardo o los Samoyedo pueden acostumbrarse perfectamente a temperaturas bajo cero. Otros lo pasan peor y hay que mantenerlos abrigados para que estén sanos durante el invierno.

Algunos consejos para este tipo de mascotas son:

  • Un abrigo: hay muchos estilos y están acondicionados según el tamaño de nuestro perrito. Además, hay prendas que están preparadas para ayudarles en condiciones extremas como nieve o lluvia.
  • Una manta: lo ideal es poner una en su cama y otra entre ella y el suelo para mantener su rincón lo más cálido posible.
  • Cerca de zonas de sol: podemos situar su lugar de descanso cerca de las zonas soleadas de la casa para que puedan sentir más calor durante el día.
  • Alimentación: en el invierno se queman más energías por lo que debemos repotenciar la alimentación, ya sea incrementando las raciones o introduciendo complementos ricos en proteínas y grasas.proteger a nuestras mascotas del frío
  • Baños con moderación: durante los meses fríos es mejor que evitemos bañar a nu
    estras mascotas con tanta frecuencia.
  • No cortarles el pelo: así, tendrán una capa extra de abrigo.
  • Paseos cortos: si nuestra mascota no suele tolerar el frío es mejor evitar los paseos largos y llevarlos abrigados en todo momento para que no sufran.
  • Secarlo bien: Si nos ha alcanzado la lluvia en uno de nuestros paseos o se ha divertido chapoteando en alguna charca, es importante que al llegar a casa le sequemos con esmero. No podemos olvidar limpiar las almohadillas de sus patas ya que el agua cala entre ella.

Recuerda:

  • Usar un abrigo que vaya acorde a su raza.
  • Mantener su área caliente dentro de casa cuando pasan todo el día solos.
  • Reducir el tiempo de baño y el tiempo de los paseos.
  • Asegurarnos de que reciban una alimentación adecuada y con más calorías.

 

Compartir

Deja una respuesta