Consejos para aplicarnos correctamente el protector solar

0

A todos nos gusta lucir una piel bronceada en verano, pero muchas veces se nos olvida lo importante que es protegernos del sol de forma adecuada. Y es en verano cuando más sufre nuestra piel debido a la exposición solar y a los diferentes productos químicos que entran en contacto con nuestra piel en las piscinas.

Por ello, es fundamental que cuidemos de nuestra piel todavía más en verano. Utilizar un buen protector solar es la clave principal. Si lo usamos de forma correcta, nos ayudará a evitar que nos quememos, nos salgan manchas o que nuestra piel envejezca más de lo normal con el paso del tiempo. Además, utilizando protección solar también reducimos las probabilidades de desarrollar cáncer de piel.

¿Cómo debemos aplicar el protector solar de manera correcta?

El primer paso es conocer nuestro tipo de piel. Es importante que sepamos si tenemos una piel muy sensible al sol, y en este caso, deberemos utilizar una crema solar que contenga mayor protección.

Por otro lado, la frecuencia de uso es otro punto importante a la hora de protegernos del sol. En este sentido, no sirve de nada ponernos protección solamente una vez si vamos a estar durante varias horas expuestos al sol. Deberemos repetir su aplicación en función de los minutos de protección que indique nuestra crema.

También es importante que nos apliquemos el protector solar antes de exponernos al sol, preferiblemente 25 o 30 minutos, para dar tiempo a que nuestra piel absorba el producto. Tampoco debemos olvidar aplicarlo en zonas como la espalda, los pies o las orejas.

Otras dudas frecuentes sobre el sol y el verano:

¿Debo utilizar alguna protección extra? El uso de algunos complementes como las gafas de sol y los sombreros también pueden ayudarnos a proteger nuestra cabeza y ojos del sol y contribuirán a que no nos duela la cabeza o tengamos una insolación.

¿A qué hora no debo tomar el sol? Debemos de evitar exponernos al sol entre las 10:00 de la mañana y las 16:00 de la tarde. Durante en este horario los rayos solares son más directos. Si no podemos evitar estar expuestos al sol durante estas horas, ya sea por trabajo o por ocio, es muy importante seguir los pasos mencionados anteriormente.

¿Qué podemos hacer después de exponernos al sol? Debemos de beber agua de forma abundante y aplicar cremas hidratantes o aftersun para mantenernos hidratados.

¿Sólo debo ponerme protector solar cuando vaya a la playa o la piscina a tomar el sol?No. Aunque cuando estamos en la playa o en la piscina tomando el sol es cuando más riesgo tenemos, también es importante protegernos cuando estemos haciendo otras actividades como jugar al fútbol o dar un paseo por la calle. Por ello, durante los meses de verano, es importante que nos apliquemos protector siempre que salgamos de casa.

¿Y si tengo hijos qué puedo hacer? Los niños deben utilizar un tipo de protección solar que se adapte a sus necesidades y que sea específico para ellos. De lo contrario, pueden aparecer alergias en la piel. Además, debemos evitar que los niños pasen demasiadas horas al sol, al tener una piel es más sensible.

Recuerda:

    • El protector solar nos ayuda a evitar: quemaduras, envejecimiento prematuro y cáncer de piel.
    • Es importante aplicar de forma continuada el protector solar cuando estamos expuestos al sol durante un tiempo prolongado.
    • Utilizar otros complementos como las gafas o sombreros también contribuirá a evitar los peligros del sol, como quemaduras o insolaciones.

 

Compartir

Deja una respuesta