Cómo cuidar de nuestros riñones

0

Los riñones juegan un papel muy importante ya que son los encargados de eliminar toxinas y residuos de nuestro cuerpo, desintoxicarlo y regular los niveles de agua y electrolitos. También regulan la presión de nuestra sangre, el equilibrio hidrosalino y estimulan la producción de glóbulos rojos. Es por todo esto que debemos cuidarlos. ¿Sabes cómo?

Enfermedades renales

La salud renal se ve más afectada si padecemos enfermedades cardiovasculares, cerebrales u oftalmológicas. La hipertensión, la diabetes, la obesidad o el tabaquismo, amenazan el buen funcionamiento de los riñones. Además, algunas de las condiciones renales son hereditarias, así que si es el caso debemos tener todavía más en cuenta el cuidado de nuestros riñones.

Por otro lado, los analgésicos que solemos utilizar cuando nos duele la cabeza o la menstruación también son nocivos para nuestra salud renal ya que, al ser estos los encargados de procesar y eliminar las toxinas de nuestro cuerpo, se ven muy expuestos a los químicos y sustancias de estos medicamentos

Las enfermedades renales se denominan nefropatías, una de las más conocidas son las piedras en el riñón.

¿Cómo debemos cuidar los riñones?

Para no poder al límite a nuestros riñones, podemos cuidarlos con estos sencillos consejos.

  • Incrementar la ingesta de agua: ayuda a la eliminación de toxinas y sodio. Es recomendable beber entre 4 y 6 vasos de agua al día.
  • Dieta saludable:
    • rica en vegetales y frutas.
    • moderando el consumo de sal y la ingesta de bebidas alcohólicas y gaseosas.
    • disminuir el consumo de carnes rojas.
    • evitar los alimentos procesados como azucares refinados y grasas no saludables.
  • Evitar el tabaco: que disminuye el flujo de la sangre en los riñones y aumenta el riesgo de cáncer renal.
  • Moderar el consumo de antiinflamatorios: sobre todo si usamos estos fármacos por largos periodo de tiempo, y tomar solo la dosis recomendada por nuestro médico.
  • Hacer deporte: ejercitarse y mantenerse activo reduce la presión arterial, lo que disminuye la posibilidad de padecer una enfermedad renal.
  • Controlar los niveles de azúcar en sangre y la presión arterial: si sufrimos diabetes o alguna enfermedad cardiovascular tenemos más posibilidades de desarrollar una enfermedad renal.

Lo último, y no menos importante, debemos realizarnos un chequeo anual a través de una muestra de sangre y orina, especialmente si padecemos de alguna enfermedad crónica.

Recuerda:

  • Los riñones son tan importantes como nuestro corazón ya que mantienen nuestra sangre libre de toxinas y residuos.
  • Nuestra salud renal se ve afectada por el padecimiento de otras condiciones, especialmente si son crónicas.
  • Debemos atender a un chequeo médico al menos una vez al año ya que las enfermedades del riñón no presentan síntomas.

 

Compartir

Deja una respuesta