Cómo cuidar de nuestra mascota con la llegada del otoño

0

Nuestras mascotas también sufren las consecuencias de los cambios de estaciones. Pero, sobre todo, la que más nos afecta (y les afecta) es el otoño. ¿Cómo cuidar nuestra mascota en otoño?

Con el fin de la temporada de verano y las vacaciones, es también necesario que nuestras mascotas vuelvan a una rutina diaria que les permita tener una estabilidad y volver a las costumbres siguiendo unos horarios más o menos estables de comidas y horarios de sueño.

Problemas frecuentes y cómo combatirlos:

Para empezar, es muy importante llevarlo al veterinario para hacerle una revisión y desparasitarlo, dado que con los cambios de temperatura es cuando más aparecen los parásitos. Además, en esta época en la que las lluvias son frecuentes, si salimos a pasear con nuestras mascotas debemos evitar que beban agua de la calle ya que puede estar contaminada.

Por otro lado, es también el periodo en el que muchos animales mudan de pelo, así que hay que prestar atención a su cuidado.

Otros consejos para cuidar a nuestras mascotas en otoño:

  • Dedicarles tiempo después del trabajo sacándolos a pasear y jugando con ellos. Solemos pasar mucho tiempo con nuestras mascotas durante el verano debido a las vacaciones pero con la vuelta al trabajo nuestra mascota puede sentir una sensación de abandono o de soledad.
  • A las mascotas también les afecta los cambios de temperatura haciendo que su sistema inmune se debilite y puedan coger resfriados. Por ello, podemos abrigarles antes de salir de casa, y asegurarnos de que duermen en un sitio acogedor y calentito.
  • Cuidar la calidad de la alimentación de nuestras mascotas después de los excesos de las vacaciones.
  • Es recomendable que practiquen actividad de forma moderada y debemos evitar los hábitos sedentarios.
  • Una buena higiene es muy importante por lo que es necesario bañarles y cuidarles con productos adecuados y específicos para cada animal. No obstante, debemos tener cuidado y secarles bien cuando salgan de su baño para que no se resfríen.
  • En el caso de las mascotas más mayores puede darse el caso de que sufran enfermedades relacionadas con los huesos ya que en esta época, sufren más. Por eso, hay que prestar especial atención a sus comidas y a su estado de salud.

Recuerda:

  • Los cambios de estación, y consecuentemente de temperaturas, también afecta psicológica y físicamente a nuestras mascotas.
  • Se debe prestar especial atención en esta época, dado que hay muchos parásitos que pueden afectarles.
  • El sistema inmune de los animales se debilita haciendo que sean propensos a refriarse coger catarros.
Compartir

Los comentarios están cerrados