Cigarrillos electrónicos. Riesgos de esta adicción

0

La entrada en vigor de la ley española antitabaco de 2011 endureció el uso de tabaco en espacios públicos e impuso medidas sanitarias frente al tabaquismo, su distribución y publicidad. A partir de ahí, empezaron a aparecer nuevas formas de fumar: vapear.

Los cigarrillos electrónicos son un dispositivo eléctrico que, gracias a la combustión, convierte un líquido alojado en su interior en vapor a través. Esto puede llegar a contener sustancias como propilenglicol y/o glicerina vegetal, nicotina, sabores y aromas.

Los riesgos de los cigarrillos electrónicos:

La alternativa de vapeo y, más en concreto los cigarrillos electrónicos, son una de las alternativas que más aceptación han tenido en la sociedad, aunque el gobierno ya ha advertido de los grandes riesgos que tienen para la salud.

A pesar de que no contienen tabaco contienen toxinas que son perjudiciales para las personas que los usan. De hecho, el vapor y humo que se produce al quemar estas sustancias hace que los compuestos tóxicos se encuentren en una concentración mayor que cuando se fuma un cigarrillo.

Algunas consecuencias que pueden tener para nuestra salud son:

  1. Algunas de las sustancias químicas que contienen están directamente relacionadas con el cáncer. Esto aumenta el riesgo de padecer ciertos cánceres como el cáncer de pulmón, esófago, vejiga y estómago.
  2. Uno de los mayores problemas que existen con los cigarrillos electrónicos es que todavía no se tienen datos suficientes a largo plazo de las consecuencias para la salud que pueden tener.
  3. Al igual que con el tabaco, se relacionan con el desarrollo de diferentes dolencias respiratorias. A corto plazo, ya se ha probado que puedo provocar neumonía lipoidea.
  4. Algunas pruebas ya han podido demostrar que los consumidores de cigarrillos electrónicos pueden padecer neumonía viral o bacterial grave.
  5. Los cigarrillos electrónicos, al no ser desechables, incrementan el riesgo de transmisión de diferentes enfermedades contagiosas. Sobre todo si se comparten y no se limpia correctamente la boquilla.
  6. Sus altos niveles de concentración en nicotina pude hacer que se desarrolle una adicción hacia esta sustancia.
  7. En las personas que son fumadoras pasivas de los cigarrillos electrónicos se ha detectado en su organismo altos niveles de cotinina.
  8. Se ha detectado también que puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.
  9. El líquido con sabor que contienen estos aparatos que se inhala al calentarse puede derivar también en un aumento del riesgo a desarrollar enfermedades cardiovasculares.
  10. La percepción generalizada de que los cigarrillos electrónicos son menos perjudiciales que los cigarrillos convencionales puede derivar en una idea de que no nos afectan tanto a la salud pudiendo causar igualmente adicción.

Recuerda:

  • Los cigarrillos electrónicos son unos dispositivos con una batería que quema un líquido y produce vapor.
  • Todavía no se tienen estudios a largo plazo de los efectos del cigarrillo electrónico por lo que es difícil determinar sus riesgos.
  • Algunos de las consecuencias que tienen para la salud es el aumento del riesgo a padecer diferentes tipos de cánceres.
Compartir

Los comentarios están cerrados