La alopecia: tipos, causas y consecuencias

0

Caída del cabello, pérdida de densidad o de fuerza y una disminución del volumen, son algunas de las alertas que nos da nuestro cuerpo para avisarnos de que algo no funciona correctamente. Tomarse en serio estos síntomas y acudir a un especialista puede ayudarnos a combatir la alopecia femenina.

Los tipos de alopecia más comunes

A pesar de que la alopecia afecta a ambos sexos. En el caso de las mujeres tiene unos efectos más graves como consecuencia del estigma social que existe en torno a esta enfermedad. Hay varios tipos de pérdida del cabello, siendo los más comunes:

  • Androgenética: tiene un origen genético y las mujeres experimentamos una disminución de la densidad y la aparición de zonas más clareadas en la cabeza.
  • Cicatricial: provoca el debilitamiento de los folículos capilares de forma irreversible. Y suele ser una consecuencia de otras enfermedades.
  • Difusa: se trata de la pérdida del volumen del cabello sin afectar a una zona concreta. En un grado más grave de la enfermedad podemos llegar a experimentar la pérdida total del cabello.
  • Androgénica: se produce por desajustes o problemas hormonales que afectan a los folículos pilosos, que disminuyen su producción. Esta patología se caracteriza por mantener intacta la zona del flequillo mientras que el resto de la cabeza presenta zonas calvas.
  • Areata: se manifiesta a través de grandes calvas circulares. A pesar de que se desconocen sus causas, las principales teorías apuntan a un factor hereditario o a un fallo del sistema inmunológico.

Causas de la alopecia

A menudo la alopecia femenina se puede presentar en momentos de nuestra vida en los que tengamos una actividad hormonal fuera de lo habitual. El embarazo o la menopausia son períodos en los que somos más sensibles. A sí mismo, la incidencia genética es una de las causas asociadas a la enfermedad.

Además, hay factores externos que pueden convertirnos en población de riesgo. La contaminación, el estrés o mantener unos hábitos de vida insanos, como una mala alimentación o el tabaco. Así mismo, una higiene descuidada del cabello o el abuso de productos de peluquería.

Consecuencias

El hecho de que se trate de una enfermedad con un reflejo externo tiene asociadas una serie de problemas psicológicos. Es normal que en caso de su padecimiento experimentemos una pérdida de autoestima, inseguridad, ansiedad o depresión.

Recuerda

  • Existen varios tipos de alopecia como la androgenética, cicatricial o areata.
  • Entre sus causas destaca la genética, los problemas hormonales o el abuso de productos químicos en el cabello.

 

Compartir

Deja una respuesta