12 consejos para prevenir la obesidad infantil

0

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que supone un riesgo para la salud. La Organización Mundial de la salud (OMS) señala que la causa de la obesidad infantil no se centra solo en una dieta malsana y en la disminución de la actividad física, ya que hay factores socioeconómicos que fomentan esta enfermedad, como el desarrollo social y económico, la educación, el procesamiento, distribución y comercialización de los alimentos, incluso, la planificación urbana, el medio ambiente o el transporte.

Todo esto, unido al ritmo de vida acelerado, ha traído como consecuencia que la alimentación sea hipercalórica, con muchas grasas y azúcares, pero escasa en vitaminas, minerales y nutrientes necesarios para el funcionamiento de nuestro cuerpo.

La obesidad infantil en datos

La obesidad infantil se ha convertido en uno de los mayores desafíos de salud del siglo XXI en todo el mundo. Tanto la OMS como otras organizaciones han publicado estudios y datos que no dejan lugar a duda:

  • 1 de cada 3 menores de 15 años tiene sobrepeso y obesidad.
  • En España se ha cuadruplicado la prevalencia de la obesidad entre los años 1975 y 2016.
  • En Europa el 19%-49% de los niños y el 18%-43% de las niñas tienen sobrepeso u obesidad. Lo que representa aproximadamente entre 12 y 16 millones de jóvenes afectados.
  • A nivel mundial, la obesidad ha pasado de 11 a 124 millones de niños/as entra 1975 y 2016.

A pesar de estos datos, en España un 70% de los padres no ven como un problema el que sus hijos tengan sobrepeso.

La obesidad y la salud

Los niños que desde pequeños tienen obesidad o sobrepeso tienen más probabilidades de serlo también de adultos. Esto trae como consecuencia un mayor riesgo de aparición temprana de enfermedades crónicas como la diabetes o enfermedades cardiovasculares. Y además:

  • Hipertensión, hipoglucemia, hipercolesterolemia.
  • Incremento de riesgo cardiovascular.
  • Infarto.
  • Ictus.
  • Problemas de morbilidad y mortalidad.
  • Peores resultados psicosociales y educativos.
¿Qué podemos hacer?

La prevención y los buenos hábitos son esenciales para tener buena salud, tanto ahora como en un futuro. Es necesario hacer un esfuerzo para que los más pequeños se habitúen a llevar una vida sana. Y, desde ASISA, te ofrecemos 12 consejos fáciles y prácticos para mejorar la alimentación de tus hijos:

En nuestra web y en este enlace podrás encontrar más información sobre la obesidad infantil e ideas para prevenirla. Recuerda también que en El Blog de ASISA puedes encontrar consejos de salud para ti y los tuyos.

 

Recuerda:

  • El sobrepeso y la obesidad infantil suponen un riesgo para la salud y se ha convertido en uno de los mayores desafíos de salud de nuestro siglo.
  • La consecuencia en los menores tiene que ver un mayor riesgo de aparición temprana de enfermedades crónicas como la diabetes o enfermedades cardiovasculares.
  • Es necesario inculcarles una serie de buenos hábitos para la salud, como la mejora de la alimentación y el aumento de la actividad física.

 

Compartir

Deja una respuesta