El futuro de la reproducción asistida

0

Hace más de ocho años la Unidad de Reproducción de la Clínica Vistahermosa y la Universidad de Alicante se propusieron un objetivo: desarrollar un sistema que permitiese seleccionar los embriones más viables en un tratamiento de reproducción asistida. Hoy, a falta de la última fase de pruebas, este dispositivo es una realidad.

El sensor desarrollado es una herramienta adicional que permite mejorar las tasas de implantación del embrión, ya que permite elegir de forma no invasiva al mejor e implantar solo uno, evitando así los embarazos múltiples y sus complicaciones. Además de las ventajas médicas hay un punto económico y es que este dispositivo tiene un coste mucho menor al de otras técnicas.

En la actualidad existen tres métodos para estudiar los embriones In Vitro:

  • Morfología: es el método más extendido, se utiliza en el 98% de los centros de reproducción, y se basa en el estudio de la forma y peso de los óvulos y espermatozoides.
  • Time-lapse (Embryoscope): es un sistema de incubación que reproduce las condiciones naturales que necesita el embrión humano para desarrollarse en un ambiente ideal de cultivo. Además incluye un sistema de grabación para visualizar, controlar y analizar el desarrollo del embrión de forma no invasiva.
  • Estudios genéticos preimplantación: El DGP es un una técnica de diagnóstico cuyo objetivo es detectar alteraciones genéticas en el embrión antes de su implantación en el útero. Tras analizar la muestra se implantan solo los embriones libres de defectos genéticos.

Esta nueva técnica sería metabólica ya que consiste en el estudio de los embriones a partir del medio de cultivo y no sobre ellos en sí, por lo que no es invasiva. En la microgota en la que se encuentran los embriones se analizan las proteínas y el lactato (un metabolito).

Durante la investigación, con respecto al lactato, se observó que la variación de su concentración estaba correlacionada con el éxito en las implantaciones. Para detectar y cuantificar el lactato en un alto grado de precisión y diferenciarlo del resto de sustancias se desarrolló el biosensor electroquímico, un sistema fácil de manejar y que proporciona un resultado inmediato, en un minuto.

Ahora solo queda esperar a los resultados finales de la implementación de esta técnica, denominada biosensor de lactato, cuya idea inicial es tan atractiva hoy como hace casi nueve años, y que, además, ha sido desarrollada por el mismo equipo que la ideó: Dr. José Jesús López Gálvez, director de la Unidad de Reproducción Vistahermosa; Dr. Juan Manuel Moreno, responsable del Laboratorio UR Vistahermosa; Vicente Montiel, director del Instituto Universitario de Electroquímica de la Universidad de Alicante; y, Jesús Iniesta, profesor del Instituto Universitario de Electroquímica.

El futuro de la reproducción asistida pasa por Alicante y en menos de lo que imaginamos podrá ser una realidad para millones de parejas que buscan ser padres.

 

Compartir

Deja una respuesta