Células madre del cordón umbilical, el futuro de la medicina regenerativa

0

Desde hace más de treinta años las células madre del cordón umbilical se aplican en trasplantes. Son numerosas las enfermedades y patologías, de origen maligno, que se tratan con este tipo de células, especialmente las pediátricas.

Tras diversos trasplantes con sangre de cordón umbilical se ha visto que cuando se realizan entre familiares genéticamente idénticos, el resultado es más favorable y hay una mejora en la supervivencia y el éxito del tratamiento. 

También se ha podido demostrar que, en caso de malformaciones genéticas, como la anemia de Fanconi y otras enfermedades congénitas, es más favorable utilizar sangre de cordón umbilical que las procedentes de médula ósea o sangre periférica.

Y estas células ¿qué futuro tienen?

Ya se conoce la gran utilidad actual de las células hematopoyéticas (sangre del cordón) para tratar enfermedades oncológicas, fallos medulares, enfermedades metabólicas, inmunodeficiencias, enfermedades autoinmunes, hemoglobinopatías.

Pero el potencial que presentan las del tejido del cordón, denominadas mesenquimales, es impactante debido a la gran cantidad de estudios clínicos en desarrollo que existen.

Las células madre mesenquimales del tejido del cordón umbilical son auto-renovables y multipotentes. Pueden renovarse continuamente y diferenciarse en uno o más tipos de células que constituyen los tejidos y órganos como son osteoblastos, condrocitos y adipocitos y tienen la capacidad de secretar citocinas.

Por ello en los últimos años, estas células se han utilizado ampliamente en la práctica clínica y se han realizado algunos avances en su uso con fines terapéuticos por ejemplo para el tratamiento de diversas enfermedades como la diabetes, enfermedades hepáticas, lupus eritematoso sistémico, artritis, lesiones cerebrales y enfermedades cerebrovasculares, enfermedades cardíacas, lesión de la médula espinal, enfermedades respiratorias, infecciones virales… entre otras.

Aplicación de las células madre del cordón umbilical en casos de SARS-CoV

Y la que sin duda destaca en la actualidad es su aplicación en pacientes graves por SARS-CoV, demostrando que su poderoso efecto antiinflamatorio e inmunomodulador logran inhibir la ‘tormenta de citoquinas’ que es un sello distintivo de la Covid-19 severo.

Además, cuando se administran por vía intravenosa, las células madre mesenquimales migran de forma natural a los pulmones exactamente donde se necesita terapia en pacientes Covid-19 con síndrome de dificultad respiratoria aguda potencialmente mortal.

Esto se demostró en un ensayo clínico liderado por el Dr. Ricordi. “Fue un estudio doble ciego. Ni los médicos ni los pacientes sabían quién recibió el tratamiento, quién recibió el placebo” explica el doctor. Al mes, el 100% de los pacientes que recibieron las infusiones de UC-MSC sobrevivieron frente al 42% del grupo de control. Los investigadores encontraron que el tratamiento era seguro, sin eventos adversos graves relacionados y además el tiempo de recuperación fue más rápido en los pacientes que recibieron la dosis de células madre. El estudio clínico Proyecto Mini Manhattan 

Si quieres conocer más información sobre las células madre del cordón, su utilidad y como conservarlas en el nacimiento de tu hijo, además de condiciones especiales para asegurados de Asisa puedes informarte aquí.

Compartir

Los comentarios están cerrados